¿Quieres sumarle creatividad a tu vida diaria?

Es muy fácil caer en lo repetitivo pues no podemos dejar de cumplir con nuestras responsabilidades diarias. Sin embargo, sí podemos introducir pequeños cambios en nuestro día a día que pueden marcar una gran diferencia si somos constantes. Este artículo aporta algunas recomendaciones prácticas para mejorar la creatividad.

Ser creativos supone estar abiertos a la novedad, al cambio, a las nuevas posibilidades, a lo nuevo. No podemos estar abiertos al cambio y a lo diferente si cada día  hacemos y pensamos lo mismo. La creatividad tiene que ver con estas tres palabras: el CAMBIO, el ESTIMULO, y la IMAGEN.

Entonces, ¿qué podemos hacer para empezar a estar más abiertos y creativos en nuestro día a día?

1. Los estímulos diarios para salir de la rutina



 

Introduce cada día un punto de cambio en tu vida por pequeño que sea y estarás en el camino de la ilusión, el avance y la creatividad. 

Ejemplo de pequeños cambios o estímulos diarios:

·       DESAYUNO VARIADO. Desayunar cada día algo diferente en vajilla variada tanto en color como en forma.  

·       USO DEL COLOR. Jugar con el color en el vestir, con los bolígrafos que escribes, la comida que comes, … 

·       DETALLE AGRADABLE. Introducir alguna imagen o pequeño adorno en nuestra mesa de trabajo, por ejemplo una pequeña planta, una figurita, alguna  imagen relajante,  y cambiarla cada cierto tiempo. 

·       RIQUEZA EXPRESIVA. Intentar expresarnos con distintas palabras y frases.  A veces no nos damos cuenta y somos reiterativos y un poco pesados en nuestra expresión. Esto nos aburre a nosotros mismos y a los que nos escuchan. Atrévete a introducir nuevas palabras en tu vocabulario diario.

Idea de ejercicio: elige un libro o alguna revista que te agrade y cada día selecciona alguna palabra que te guste. Procura ese día usarla en alguna de tus conversaciones.

·       EJERCICIO FISICO. Es fundamental para liberar tensión corporal y tener una mente más relajada. Dedica el tiempo que puedas a hacer algún ejercicio que te guste y que disfrutes. Si solo dispones de 5 minutos, no importa, hazlo todos los días.

2.  Como ves, la filosofía que sugiero es muy sencilla. Se trata de introducir novedad en tu día a día a través de pequeños estímulos. La clave es SER CONSTANTE Y HACERLO CADA DIA.

3.     Las imágenes y el color: recursos para una mente más libre y creativa

Cuando notes que estás repetitivo y aburrido, con ideas obsesivas que te bloquean, te propongo el siguiente ejercicio en dos pasos:

 1º escribe lo que te surja en un papel. No lo juzgues, solo escribe. Después lo rompes y lo tiras. Te ayudará a relajar tu mente.

 2º  visualiza un color (el que quieras) y asócialo a una imagen. Por ejemplo: verde – un prado de hierba fresca. Azul: el mar. Naranja: el sol en un amanecer-, crea tus propias asociaciones, si no se te ocurre nada mira alguna revista para inspirarte. 

Visualizar imágenes de tu agrado te ayudará a nutrir tu mente y a potenciar tu capacidad de generar ideas más libres y creativas. Puedes empezar con imágenes de naturaleza: el mar, una cascada, montañas, el cielo, una campo de margaritas.  

Acostúmbrate a crear imágenes de estímulo o relax. Nuestra cabeza suele estar llena de pensamientos repetitivos, palabras, frases.  

La imagen y el color nos proporcionan una mente más creativa que piensa de manera más libre y clara. Como no estamos acostumbrados, al principio cuesta un poco, pero si lo practicas cada vez te será más fácil. Ponle creatividad a la vida.

Por Ana Molina
Licenciada en Administración de Empresa
Asesora en auto-motivación y bienestar profesional
http://www.anamolina.es/

¿Sientes a veces que necesitas aliento para continuar el camino? ¿Necesitas motivarte a ti mismo y a los demás?
Descarga ahora nuestro libro gratis Sólo un poquito más, en el que encontrarás los mejores mensajes motivacionales