Que hacer cuando un impostor roba su identidad

Le puede suceder a quien sea. El mercado se niega a aceptar sus cheques porque usted tiene un historial de cheques rebotados. Pero usted tiene un historial de crédito perfecto y siempre paga sus cuentas a tiempo. ¿Qué pasó?

El robo de identidad está aumentando. Utilizando una variedad de métodos, los criminales se roban números de tarjetas de crédito, números de licencia de manejar, números de Seguro Social, tarjetas de banco (ATM), tarjetas de servicio de teléfono y otras piezas claves de identificación de identidad.

Estos utilizan la información para hacerse pasar por las víctimas, gastando cuánto más dinero pueden en el más breve tiempo posible antes de emprender a el siguiente nombre e información de cuentas de alguien más.

Por lo general, las víctimas de fraude crediticio o bancario son responsables por no más de los primeros $50 de la perdida. En muchos casos, no se le requiere a la víctima que pague ninguna parte de la pérdida (la víctima debe notificar a las instituciones financieras dentro de uno o dos días de su conocimiento de la pérdida, variando según la legislación local).

Las víctimas normalmente no tienen que hacerse responsables de pagar las deudas del impostor, sin embargo, comúnmente se quedan con malos historiales de crédito y tienen que pasarse meses si no años recuperando su salud financiera.

Por lo tanto, se enfrentan a obstáculos al manejar cuentas de cheques, obtener préstamos, alquilar apartamentos, incluso obtener empleo. Para agravar las cosas, las víctimas de robo de identidad se encuentran con poca ayuda de parte de las autoridades cuando intentan desenvolver el lío de decepción que ha permitido que otra persona los personifique.

Robar carteras antes era la mejor manera para obtener los números de tarjetas de crédito y otras piezas de identificación. Ahora dicha información es más comúnmente adquirida por medios más sofisticados:

  • haciéndose pasar por un patrón o agente de préstamos para obtener su reporte de crédito;

  • haciéndose pasar por usted y ordenando un reporte de crédito, pero enviándolo a otro domicilio;

  • viendo "sobre los hombros" en las máquinas de banco (ATM) y teléfonos públicos para obtener claves secretas;

  • robando correspondencia de buzones para obtener el numero de banco y estados de cuenta, ofertas pre-aprobadas de crédito, etc.;

  • registrando basureros, donde pueden encontrar solicitudes de crédito ó préstamos que no han sido hechas trizas.

Tome estos pasos preventivos para reducir sus pérdidas en caso de robo de identidad:

Para reducir el acceso a su datos personales:

1. Para reducir la cantidad de información que un ladrón le puede robar, no traiga su tarjeta de Seguro Social, acta de nacimiento o pasaporte en su bolsa o cartera, excepto cuando tenga una razón especifica para hacerlo.

2. Para reducir la cantidad de información personal que esta "allá afuera", considere lo siguiente:

  • Retire su nombre de todas las listas de mercadotecnia que pueda. Esto reducirá el número de ofertas de crédito pre-aprobado que recibe en el correo. Estas ofertas, cuando se tiran a la basura, pueden ser utilizadas por ladrones de identidad para solicitar un reporte de crédito en su nombre.

  • Inscríbase a servicios como el Servicio de Preferencia de Correo (Mail Preference Service) y al Servicio Telefónico de Preferencia (Telephone Preference Service) de la Direct Marketing Association que existe en los Estados Unidos (si es que en su país existe algo semejante). Su nombre se añade a una lista computarizada de nombres que no es utilizada por mercaderes a nivel nacional.

  • Solicite que no aparezca su nombre y domicilio en el directorio telefónico o en otros directorios.

3. Instale en su casa un buzón seguro, con candado para reducir la cantidad de robo de correspondencia. O utilice un apartado postal.

Tarjetas de Crédito

4. Reduzca, al mínimo, el número de tarjetas de crédito que utiliza. Traiga en su cartera solo una o dos. Cancele todas sus cuentas que no utilice. Aún que usted no la use, el número de cuenta sí aparece en su reporte de crédito, al llegar a manos equivocadas, está lleno de información que puede utilizar un ladrón de identidad.

5. Mantenga una lista de todas sus tarjetas de crédito, número de cuenta, fechas de expiración y números de teléfono de servicio y departamentos de fraude en un lugar seguro (no su bolsa o cartera) para que así pueda ponerse en contacto rápidamente con sus acreedores en caso de que le roben sus tarjetas. Haga lo mismo con sus cuentas de banco.

6. Nunca divulgue su número de tarjeta de crédito u otra información personal por teléfono, al menos de que tenga una relación de confianza con la empresa o que usted haya iniciado la llamada. Los ladrones de identidad suelen llamar a sus víctimas con historias falsas como la siguiente: "Hola, habla Bill de el Banco de América. Sólo estamos revisando nuestros cajeros automaticos (ATM).

¿Pudiera proporcionarme su clave (PIN)?" o "¡Éste es su día de suerte! Ha sido seleccionado por el Sorteo de Publishers Consolidated para recibir un viaje a las Bahamas. Sólo necesitamos su número de tarjeta de crédito y fecha de vencimiento para verificar que es usted el ganador."

7. Ordene su reporte de crédito de cada agencia de información crediticia, una vez al año, para asegurarse que no contenga información imprecisa o que halla sido utilizada una de sus cuentas en un fraude.

Números de Identificación Personal (PINs) y Contraseñas

8. Al crear contraseñas y PINs (número de identificación personal), no utilice los últimos cuatro dígitos de su número de Seguro Social (SSN) o documento, su fecha de nacimiento, su nombre, o cualquier clave que sea fácilmente descubierta por un ladrón.

9. Solicite a su institución financiera que incremente la seguridad de sus cuentas. La mayoría le permitirán que utilice una contraseña adicional (un número o palabra) para acceder a sus cuentas. No utilice su apellido materno, todo este tipo de claves son muy fáciles de descubrir para los ladrones de identidad.

10. Apréndase de memoria todas sus contraseñas. No las anote en algo que traiga en su cartera o bolsa.

11. Cubra su mano al utilizar el cajero automático (ATM) o al hacer llamadas de larga distancia utilizando su tarjeta de teléfono. Personas que se dedican a ver sobre sus hombros pueden estar alrededor con binoculares o con una cámara de video.

Números de Seguro Social

12. Si vive en los Estados Unidos, proteja su número de Seguro Social (SSN). Divúlguelo únicamente cuando sea absolutamente necesario (sus documentos de impuestos, documentos de empleo, la mayoría de los documentos de banco, acciones ó propiedades). El SSN es la clave para el acceso de sus cuentas de crédito o bancarias y es la meta de los ladrones.

Si un negocio solicita su SSN, pregunte si se puede usar un número alterno. Hable con un gerente o supervisor si no recibe satisfacción. Insista ver la política de la compañía acerca de SSNs.

Si es necesario, lleve su negocio a otra parte. Si una agencia gubernamental requieren su SSN, busque el aviso de la Ley de Privacidad (Privacy Act). La declaración le avisa a usted si está obligado a dar su SSN, cómo será utilizado, y qué pasara si usted se niega a darlo.

13. No imprima su SSN en sus cheques. No permita que los comerciantes anoten su número de Seguro Social en su cheque debido al gran riesgo de fraude. No hay una ley en contra de esto, así que tendrá que ser firme.

14. Solicite una copia de sus Ingresos de Seguro Social y Estado de Cuenta de Beneficios (Social Security Earnings and Benefits Statement) una vez al año para inspeccionar contra el fraude.

Si no vive en los Estados Unidos, tenga las mismas precauciones con cualquier número de inscripción que en su país pueda cumplir la misma función.

Manejo responsable de la información

15. Revise cuidadosamente sus facturas de teléfono y estados de cuenta de tarjetas de crédito para asegurarse que no hayan sido utilizadas indebidamente.

16. No tire a la basura o botes de reciclaje las ofertas de crédito pre-aprobadas sin antes hacerlas trizas. Éstas pueden ser utilizadas por personas que se dedican a registrar basureros en búsqueda de este tipo de información. Estos pueden solicitar tarjetas de crédito en su nombre con otro domicilio.

Debe hacer lo mismo con todo tipo de información como recibos de tarjeta de crédito, facturas de teléfono y otros documentos confidenciales. Se venden maquinas que hacen trizas los papeles en las tiendas de equipamiento para oficina.

17. Exija que las instituciones financieras guarden cautelosamente su información. Al tratar con su banco desaliente el uso de últimos cuatro dígitos de su número de Seguro Social (o similares) como identificación para clientes. Infórmenles que esa práctica constituye un manejo irresponsable de información y que predispone a sus clientes como víctimas de el fraude.

18. Al llenar solicitudes de crédito o prestamos, entérese de como suele deshacerse la compañía de dicha información. Si usted no esta convencido de que mantengan su información en un lugar seguro o que después de usarla se hace trizas entonces lleve su negocio a otra parte. Algunas agencias de automóviles, departamentos de crédito de tiendas de lujo, agencias de renta de autos y tiendas de renta de videos han sido en ocasiones negligentes con el manejo de ésta información.

Cuando usted paga utilizando su tarjeta de crédito, pregunte al comerciante cómo es que dispone o cómo elimina la papeleta de transacción. Evite el pagar con tarjetas de crédito si sospecha que dicho establecimiento no protege adecuadamente las formas de transacción de tarjetas de crédito.

Si el comercio todavía utiliza cupones para el cobro con tarjeta de crédito, recuerde guardar no solo la copia para el cliente, sino también retener los carbónicos.

En lo posible, trate siempre de acompañar al empleado que toma su tarjeta de crédito para ver qué es lo que hace con ella (sobre todo en restaurantes y estaciones de servicio).

19. Guarde en un lugar seguro sus cheques cancelados. Éstos, en manos equivocadas pueden proporcionar mucha información acerca de usted, incluyendo su número de cuenta, número de teléfono, y número de licencia de manejar. Nunca permita que su número de tarjeta de crédito sea anotado en su cheque.

20. Cualquier establecimiento que maneja información personal, debe entrenar a todos sus empleados acerca de cómo manejar responsablemente la información personal. Intente persuadir a las empresas, agencias gubernamentales y agencias sin fines lucrativos con las que trate el adoptar una política de privacidad, y conducir sesiones de entrenamiento para la protección de la privacidad.

Por ejemplo, los empleados deben ser entrenados a revisar la fotografía en la tarjeta de identificación al aceptar tarjetas de crédito, y/o a pedir el documento de identidad.

Si usted es víctima de robo de identidad, es importante que actúe inmediatamente para ponerle un alto e impedir que siga sucediendo.

1. Reporte el delito a la policía inmediatamente. Obtenga una copia de dicho reporte. Las compañías de información crediticia, su banco, y las compañías de seguros pueden requerir que usted muestre el reporte para verificar el crimen. A veces la policía se niega a escribir un reporte acerca de este tipo crimen, entonces tendrá que ser insistente.

2. Inmediatamente póngase en contacto con sus proveedores de tarjetas de crédito. Obtenga tarjetas de reemplazo con nuevos números de cuenta. Solicite que sus cuentas viejas sean procesadas como "clausurada a petición del cliente." (Esto es mejor que "tarjeta robada o perdida," debido a que cuando se reporta dicha declaración a las compañías de información crediticia, puede ser interpretada como que usted fue culpable de la perdida.)

3. Llame a las unidades de fraude de las compañías de información crediticias, cuando existan. Reporte el robo de sus tarjetas de crédito y sus números de cuenta. Exija que sus cuentas sean abanderadas. Asimismo, agregue una declaración por parte de la víctima a su reporte ("Mi identificación ha sido utilizada para solicitar crédito fraudelento. Comuníquese conmigo al teléfono xxxxx para verificar solicitudes.")

4. Notifique a su banco(s) del robo. Cancele su cuenta chequera y de ahorro y obtenga números de cuenta nuevos. Pida al banco que le otorgue una clave secreta nueva, que sea requerida para toda transacción. Ordene que no se paguen los cheques que tenga pendientes sí no se siente segura de ellos.

5. Sí utiliza si tarjeta de un cajero automático (ATM) para servicios bancarios, obtenga una tarjeta, número de cuenta y clave nueva. No utilice su clave previa. Al crear su clave nueva, evite usar números comúnmente utilizados como los últimos cuatro dígitos de su número de Seguro Social o su fecha de nacimiento.

6. Si le han robado cheques o se han instalado cuentas fraudulentas, repórtelo (si existen en su país) a las compañías para la verificación de cheques señalaran su archivo para que no se acepten cheques inválidos.

7. Sí tiene un pasaporte, avise al ente encargado de emitir los pasaportes para que estén atentos sí alguien intenta solicitar fraudulentamente un pasaporte nuevo.

8. Llame a su compañía de teléfono, gas y agua. Avíseles de la posibilidad de que alguien puede intentar abrir una cuenta para servicio utilizando su identificación. También comuníquese con su portador de llamadas de larga distancia.

9. Puede desear cambiar su número de licencia de manejar si algún individuo haya utilizado la suya como identificación para cheques sin fondos. Cuando solicite un nuevo número al Departamento de Vehículos, puede ser que le exijan que demuestre que ha sido perjudicado por el robo de su licencia. Necesitara ser persistente.

10. La oficina más cercana de protección al consumidor puede ser útil en ayudarle a eliminar demandas fraudulentas de su reporte de crédito.

11. Al tratar con las autoridades e instituciones financieras, mantenga un registro de todas sus conversaciones, incluyendo fechas y nombres. Envíe su correspondencia por correo certificado. Mantenga copias de todas las cartas y documentos. Proporcione el número de su reporte policiaco para expedir el reporte del delito.

12. Considere buscar consejo legal, especialmente si se ha enfrentado con dificultades al resolver su historial de crédito, o si su caso es complejo o tiene implicaciones monetarias. Un abogado puede ayudarlo a recuperarse del fraude y determinar sus derechos bajo las varias leyes de crédito, bancos, SSN, y otras que hayan sido violadas.

13. No descuide su propia salud mental. Las víctimas de robo de identidad reportan que comúnmente se sienten culpables. También se pueden sentir violados, hasta indefensos debido a que pocas de las autoridades a las que se les reporta el crimen se esmeran en ayudar a la víctima.

Comente acerca de su situación con una amistad o consejero. Busque la ayuda de una organización para los derechos de las víctimas.

Fuente: Privacy Rights Clearinghouse (USA)