¿Qué hacer con los perros agresivos?

La agresividad es el problema de comportamiento mas frecuente en los perros. ¿Cómo debemos actuar los dueños de perros agresivos?


En estado salvaje es una conducta perfectamente normal que tiene la función de protección de los perros, pero en la vida junto al ser humano es una conducta inaceptable y que necesita ser modificada.

La agresión representa más del 50% de los problemas de conducta en los caninos. Hay varios tipos de agresión diferentes en los perros, por lo que es necesario poder determinar de qué tipo se trata en cada caso para poder tratarla como corresponde.

Además el pronostico para cada una de ellas es bien diferente, por ejemplo no es lo mismo la agresión maternal la cual se puede resolver fácilmente en la mayoría de los casos, que la agresión por dominancia que es muy difícil de solucionar y su pronostico es reservado, ya que la mayoría de las veces no se puede resolver satisfactoriamente.

En mi libro "Como educar un perro paso a paso"

podrás encontrar la clasificación de los tipos de agresión canina y las características de cada una (son mas de diez) así como la forma particular de tratar a cada una. Para alejarte definitivamente de éste problema te recomiendo que consigas tu copia del libro.

En esta entrega me centraré en la agresión del perro que se expresa con los extraños y otros perros, los cuales pueden ser muy estresante para los dueños de perros y causar problemas reales.

Lo que descubrirás es que el comportamiento agresivo es tan estresante para tu perro como para ti, y en realidad es tu responsabilidad enseñarle a él o ella que ésta conducta no sólo es inapropiada, sino que también es totalmente innecesaria.

¿Qué es exactamente? Te lo diré. Pero primero vamos a asegurarnos de que sabemos lo que estamos hablando cuando lo vemos o estamos delante de un caso de agresión.

Los signos de agresión



La mayoría de las personas, sean o no propietarios de perros, no reconocen los signos de agresión hasta que es demasiado tarde  y comienza una pelea.

Los signos comunes de agresión son gruñidos, ladridos, fruncir labios, erizado de los pelos del lomo y dorso, embestir y una postura amenazadora en general, donde el perro está tenso y listo para agredir.

También hay algo conocido como la sonrisa de un "sumiso" mostrada por algunos perros, en la que el animal en realidad muestra sus dientes mientras se aproxima.

Este comportamiento muchas veces es confundido por los propietarios como un signo de agresión, cuando en realidad es todo lo contrario un signo de "sumisión".

La diferencia es que el perro baja la cabeza al acercarse al animal dominante o al líder humano y, a menudo meneo la cola también.

Hay otras indicaciones o signos de agresión, tales como saltar sobre una persona, Montar su pierna simulando una conducta sexual o quedarse de pie obstruyendo el paso, etc.; que son muy importantes y a menudo ignorados por el propietario que no advierte éstos signos tempranos de problemas de agresión en su perro.

Es muy importante ser capaz de reconocer éstos comportamientos que nos van avisando con tiempo para poder actuar y comenzar a trabajar para modificarlos.

Los perros cuando quieren conocer a alguien (humano o canino) se acercan vacilantes y en "círculo". Es probable que incluso podamos ver la desconfianza o la sospecha en sus ojos.

Los perros tienen dos áreas en su espalda donde pueden poner los "pelos de punta", elevando el pelo de su capa.

Una de estas zonas está situada entre los hombros y la otra justo por encima de la cola, esto se produce cuando algo generó malestar en el perro, será más evidente en unos perros que en otros, dependiendo de la capa, pero siempre significa un estado muy elevado de conciencia y excitación, y es el preludio de la agresión.

Pelos de punta no significa automáticamente la agresión, significa que debes prestar atención y hacer tu parte para asegurar que la situación no termine en una escalada agresiva. ¿Cuál es tu parte exactamente?

Tu Papel o tu función: En la mayoría de los casos los perros se vuelven agresivos  porque no saben qué otra cosa hacer en esa situación. La razón por la que no saben qué hacer es porque no hay nadie allí para decirles o enseñarles qué hacer.

En ausencia de orientación y liderazgo, se ven obligados a tomar todas estas decisiones por su cuenta. Eso no sólo es una posición francamente peligrosa para ellos y es también injusta, veremos porqué.

Se habla mucho sobre la importancia del establecimiento de tu papel como líder. Ahora todo el mundo sabe lo importante que es posicionarse a sí mismo en la parte superior de la manda que conformamos los humanos con los perros.

Tienes que saber que siempre es estresante para un perro ser el líder dominante o perro "Alpha" , realmente no lo quiere ser.

Cuando la función de un perro no está clara por su dueño, la presión cae sobre las espaldas del perro que debe tomar la responsabilidad de proteger a su dueño, proteger su territorio, protegerse a sí mismo, proteger su propio papel, etc.

Eso es un montón de trabajo y mucha preocupación. Y el resultado es muy a menudo un perro agresivo que en realidad no tiene por qué ser así.

Castigar a un perro tratando de modificar su conducta con violencia inevitablemente empeora las cosas. Para dar algunos ejemplos, ahora que sabes lo que parece una postura agresiva, si ves éstas señales en otro perro, evita pasar cerca de ellos con tu perro.

Al mismo tiempo, mantén su confianza y tus nervios intactos cuando lo haces:

tu perro es sensible hasta el último bit de su ansiedad.

Sólo conduce a tu perro caminando tranquilamente paso a paso. Si no hay espacio suficiente  para pasar junto a otro perro con signos de agresión, dale la orden a tu perro de "sentado" hasta que el perro sospechoso haya pasado.

Si el propietario no mantiene a su perro bajo control, podrías incluso hacerle saber de que debería tener cuidado y tomar las precauciones necesarias.

Lo contrario también se aplica: si te encuentras con un perro que se está mostrando juguetón y amistoso, dile a tu perro que se trata de un "amigo" y que un saludo es aceptable.

Si es posible, he comprobado que funciona bien si tú saludas al perro primero, y luego permites que se saluden ellos en segundo lugar.

Con todo, es necesario comunicar a tu perro lo que es una amenaza real y qué no lo es, y, en realidad, no hay casi nada en este mundo que debe ser una verdadera amenaza para tu perro si estás haciendo tu trabajo como su líder firme y seguro. Necesitas comunicarte siempre de una manera tranquila pero firme.

Se trata de manejar correctamente tu lenguaje corporal, recuerda que el perro se guía más por esto que por las palabras habladas. No importa lo que le dices, si actúas como si estuvieras asustado o nervioso; tu perro lo notará y hará lo mismo.

Nuestro mundo no es igual al mundo de un perro- nuestro mundo es mucho más grande, mucho más ruidoso, y de hecho, mucho más aterrador.

Pero es en nuestro mundo, el que le hemos exigido a nuestro perro que conviva con nosotros y que se comporte en él como nosotros queremos, razón por la cuál está de más aclarar que necesitan el tipo adecuado de orientación y ayuda.

Sociabilización

Una lección sobre la agresión del perro no estaría completo sin al menos una breve discusión sobre la piedra angular de la obediencia del perro: la sociabilización.

Sociabilización significa simplemente dejar que tu perro pueda vivir las diferentes situaciones sociales que regularmente tendrá que enfrentar en la vida.

Este  período se inicia a las 3 semanas de vida y finaliza a los 3 meses de edad del cachorro.

Tu perro necesita interactuar con otros perros y otras personas absolutamente tanto como sea posible.

Los perros que no son sociabilizados con otras personas y otros perros son muy a menudo los mismos perros que tienen problemas de agresión.

Cuando tu perrito tiene sus momentos de juego déjalo interactuar con otros perros, perros de más edad y de mayor tamaño que lo mantengan "a raya" si él intenta mostrar un comportamiento dominante.

En el otro extremo, no dejes que tu perro se relacione con otros perros que tienen un temperamento muy fuerte o que puedan intimidar al tuyo en todo, hasta el punto de causarle estrés, perdida de la confianza y retraso de su normal desarrollo emocional.

La sociabilización del perro es un tema de enorme importancia, y es por esto que te recomiendo que puedas informarte más en profundidad sobre éste tema en mi libro "Como educar un perro paso a paso" y así hacer las cosas del modo correcto para evitar futuros problemas de conducta en tu perro.

La lucha contra los problemas de agresión es una situación muy incómoda para la familia, por lo que se hace imprescindible tomar las medidas correspondientes y actuar tempranamente para evitar problemas muy desagradables en el futuro.

Si tu perro no ve a nadie, y se pasa la mayoría de las horas del día encerrado, y ve muy poco fuera de los límites del patio de la casa; no  se lo puede culpar por actuar un poco extraño cuando comienza a salir al gran mundo que lo rodea afuera.

Por Dr. Jose Arca
Médico veterinario, autor de "
Cómo educar tu perro paso a paso"
http://bit.ly/adiestrar