¿Qué hacer con los ahorros?

Algunos consejos para saber si conviene o no poner todos los ahorros en el mercado de valores cuando uno está cerca de jubilarse.
  
  

A comienzos del nuevo milenio los
inversionistas recibieron un llamado de alerta. Muchos de ellos vieron como sus
ahorros disminuyeron y las esperanzas de hacerse rico rápidamente chocaron
contra una pared.

Pero aunque perder dinero no sea
placentero, es también una buena manera de aprender una regla básica de la
inversión: No perder la calma cuando el mercado esta en baja (o en picada).

Muchos inversores piensan que el
dinero que uno coloca en el mercado de valores está destinado a rendir un
continuo 20% por año y así en un corto tiempo sus ahorros de por ejemplo $1.000
crecerán a 1 millón.
Bueno, lamentamos informarles que no es así.
Inclusive al 20  por ciento, unos
ahorros de esa cantidad tardarían 38 años en crecer tan rápido. Y 20 por ciento
al año nunca está asegurado.
Algunos años (sobre todo el 2000) demostraron a muchos accionistas que pueden
perder dinero en la bolsa de valores.

Por lo tanto, debe tener en cuenta que la idea principal acerca de los mercados
es esta: Están hechos para proveer un crecimiento a largo plazo de los ahorros
iniciales o principales que uno realiza y no para obtener ganancias rápidas o
estabilidad económica.

Entonces a pesar de la fantasía de
que apostar al mercado lo hará rico de la noche a la mañana, usted debería
hacer algunas planificaciones financieras. Tómese su tiempo y vea sus objetivos
y recursos necesarios para invertir.
Invertir una suma considerable cada mes, y no todo de entrada, es un ejemplo de
cómo planificar. En cambio, retirar todo su dinero cuando el mercado entra en
pánico no lo es.

Piense que sus ahorros son para
comenzar a planificar una confortable jubilación. Un plan financiero para su
jubilación, o para otra inversión, significa preguntarse acerca de su estilo de
vida, sus hábitos con el dinero, en que lo gasta, sus bienes y pasivos.
Una vez que usted analice esto puede comenzar a pensar en un retiro placentero
y disfrutar de sus ahorros en un futuro, y así pensar en las mejores
posibilidades para invertir en el mercado de valores y lograr sus objetivos.

Cuando comience a planear su
retiro, siga estos consejos, según si a usted le faltan más o menos de diez
años para jubilarse:

  • Si a usted le faltan más de diez años para
    retirarse del mercado laboral, invierta en la bolsa y siga invirtiendo sin
    tener en cuenta si el mercado está en algún mes o año particular. Entrar
    en el mercado es simplemente estar comprando oportunidades.
  • Si a usted le faltan menos de diez años para
    jubilarse o ya lo está, no abandone la bolsa de valores. Usted aún puede
    tener buena parte de su dinero ahí metido, pero no su totalidad.
    Dependiendo de su edad, ingresos que necesita y tolerancia al riesgo,
    guarde una parte de sus ahorros ya sea en bonos u otras inversiones que le
    dejen ganancias.
    Una buena regla es mantener una cantidad de dinero suficiente distribuido
    en inversiones diferentes de las accionarias –fondos de inversión, cuentas
    de ahorro,  certificados de
    depósito, bonos a corto plazo- que le permitan cubrir sus necesidades
    durante un par de años.
    De ese modo, aunque el mercado trepe hasta rendir un 40 por ciento o entre
    en un colapso absoluto que lleve a sus acciones a valer la mitad, no
    necesitará recurrir a sus tenencias de acciones para proveer a sus
    necesidades inmediatas.