¿Qué es y para qué sirve la celuloterapia? Parte 2

Fundamentos y aplicaciones de la terapéutica celular.

De dónde se extrae el material?


Los "dadores" son por lo general, embriones y fetos bovinos, aunque para algunas preparaciones se aprovechan también tejidos extraídos de carneros nonatos. La preparación del material biológico (liofilización) se lleva a cabo en laboratorios especializados, bajo muy estrictas normas de asepsia y manipulación (es de suma importancia controlar este punto).

Los tejidos se conservan morfológica y bioquímicamente intactos, como si se tratara de una célula fresca, para que los ingredientes moleculares se mantengan activos.

Objetivos principales


La meta final perseguida por las Terapias Celulares, consiste en "prevenir, retardar y disminuir" los procesos que acompañan a algunas enfermedades, fortaleciendo los tejidos, favoreciendo la producción de nuevas células, más sanas, y promoviendo la purificación del organismo al estimular los órganos encargados de la desintoxicación.

Uno de los efectos más notorios y apreciados, es el referido al aumento de la respuesta del Sistema Inmunitario, comprobable por el incremento del número de las células defensivas, denominadas "Linfocitos T" (tanto OKT4 como OKT8).

Formas de Administración

Los implantes se realizan por vía intramuscular, en distintos planos, con una frecuencia que puede variar entre 30 días y 90 días entre cada aplicación. Cada serie comprende un mínimo de 3 (tres) implantes, y es común realizar tres series por año.

Cuando se busca esencialmente una prevención del envejecimiento del organismo, es habitual efectuar 1 (un) implante mensual durante seis meses consecutivos, y repetir una vez por año este método, varios años seguidos según la edad y el estado general del
paciente.

Anterior