¿Qué es una demanda de margen adicional (margin call)?

El riesgo es el motor del mercado de valores. Sin riesgo, no habría manera de ganar dinero con el aumento de los precios de sus acciones. Por supuesto, el mismo riesgo que eleva los precios de las acciones un día, puede disminuirlos al siguiente...
Para el inversor promedio del mercado de valores, el riesgo normal es suficiente para satisfacer sus objetivos financieros, sin que les impida dormir por la noche.

Pero para los inversores de alto vuelo que quieren obtener grandes cantidades de dinero de forma rápida -y son plenamente conscientes de los enormes riesgos involucrados- no hay nada como las operaciones al margen.

Comprar al margen implica pedirle dinero prestado a su corredor de bolsa para comprar acciones. Esencialmente, es un préstamo de su corredor.

He aquí un ejemplo de cómo funciona la compra al margen: su agente puede prestarle hasta un 50 por ciento del precio de una acción.

Así que, si el precio de la acción es de US$100.000, usted sólo tendrá que pagar US$50.000 y su corredor le cubrirá los otros US$50.000. Si el precio de las acciones aumenta a US$125.000, ¡usted obtendrá un retorno del 50 por ciento de su inversión!

Pero si el precio de la acción cae a US$75.000, habrá perdido el 50 por ciento de su inversión; y le deberá los interés del préstamo a su corredor (actualmente un 2 por ciento), además de los cargos y comisiones.

Las compras al margen son profundamente arriesgadas. Usted no sólo tiene la posibilidad de perder toda su inversión, más los intereses, sino que puede perder aún más dinero a través de algo que se llama demanda de margen adicional
(o margin call, en inglés).

Para tener una cuenta marginal, la Junta de la Reserva Federal requiere que usted siempre tenga suficiente dinero en su cuenta para cubrir el margen de mantenimiento.

Como mínimo, usted debe tener el equivalente en dinero en efectivo en su cuenta marginal al 25 por ciento del precio total de las acciones que posee.

Si usted no tiene suficiente dinero en su cuenta, su agente puede emitir una demanda de margen adicional, pidiéndole que deposite el dinero suficiente para alcanzar ese 25 por ciento.

Siguiendo con el ejemplo anterior, si usted compra US$100.000 de acciones al margen, sólo tendrá que pagar US$50.000. Parece un buen negocio, sobre todo si el precio de las acciones sube.

¿Pero qué pasaría si su acción cayera a US$60.000? De pronto, habrá perdido US$40.000, quedándose con sólo US$10.000 en su cuenta marginal.

La reglamentación establece que es necesario tener al menos el 25 por ciento del valor de las acciones en su cuenta, lo que equivale a US$15.000.

Así que no sólo perderá US$40.000, sino que tendrá que depositar una suma adicional de US$5.000 en su cuenta marginal para seguir en el negocio.

La lección de 1929

En la década de 1920, los inversores y los corredores sucumbieron a la fiebre del margen. Como los precios de las acciones subieron, los inversionistas comenzaron a comprar al margen de forma masiva.

Cuando los precios comenzaron a caer, en octubre de 1929, los corredores comenzaron a emitir gran cantidad de demandas de margen adicional.

Cuando los inversores no tenían dinero en efectivo suficiente para cubrir las pérdidas, los corredores vendían sus acciones, haciendo que los precios de las acciones disminuyeran más y más – y esto contribuyó aún más a la gran depresión.

Regulaciones sobre las demandas de margen adicional

La Comisión de Valores de EE.UU. (SEC) le sugiere a los inversores que lean los contratos de sus cuentas marginales atentamente.

Nadie debe establecer una relación de margen con un corredor sin leer la letra chica, o sin comprender totalmente los riesgos de comprar acciones con dinero prestado.

Por ejemplo, la Junta de la Reserva Federal establece las reglas básicas para la compra de acciones al margen.

Sin embargo, cada corredor tiene sus propios requisitos que pueden ser aún más estrictos y potencialmente más perjudiciales para los inversores
.

Por ejemplo, el Reglamento T de la Junta de la Reserva Federal establece que los inversores tienen que mantener por lo menos un 25 por ciento del valor de sus acciones en su cuenta marginal, pero algunos corredores exigen al menos un 30 por ciento, dependiendo del riesgo y el valor de las acciones adquiridas.

Si su cuenta tiene un valor menor a dicho porcentaje, el corredor emitirá una demanda de margen adicional por la diferencia.

El hecho más sorprendente sobre las demandas de margen adicional para muchos inversionistas novatos es que los agentes no están obligados por ley a notificarle que su cuenta de margen es demasiado baja
.

Su agente puede simplemente vender sus acciones (liquidar sus activos) para alcanzar el nivel de mantenimiento de su cuenta. Incluso si su corredor emite una demanda de margen adicional, puede empezar a vender sus acciones mientras espera que usted realice el depósito.

La liquidación forzosa de valores es muy dolorosa porque elimina la posibilidad de obtener dinero si el mercado fluctúa en su favor.

Otras sorpresas sobre la letra chica de las demandas de margen adicional:

• Usted no puede elegir qué acciones vende su agente para alcanzar el margen de mantenimiento.

• Su firma de corretaje puede modificar sus requisitos en cualquier momento y emitir una demanda de margen adicional basándose en las nuevas reglas.

• Usted no tiene derecho a una extensión del plazo para pagar su demanda de margen adicional.

La conclusión para los inversores es que deben evitar las demandas de margen adicional a toda costa.

La mejor manera de hacerlo es seguir de cerca sus inversiones para asegurarse de tener suficiente dinero en su cuenta marginal para cubrir el requisito de mantenimiento, ya sea del 25 por ciento o más.

Para esto, es recomendable tener una segunda cuenta de efectivo, desde la que pueda transferir dinero rápida y fácilmente a la cuenta marginal.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)
Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis
Aprenda a Invertir y Administrar su dinero