¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis suele ser sentida al mismo tiempo como un fantasma, una amenaza y una incógnita. Le ayudamos a enfocarla como lo realmente es: un problema de salud que puede combatirse conociéndolo.

Definición:

Fisiopatológicamente puede definirse como una enfermedad que afecta a todo el esqueleto caracterizada por una masa ósea disminuida y deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, con el consecuente aumento de la fragilidad del hueso y del riesgo de sufrir fracturas.

Un estudio llamado Densitometría por Absorción de Fotones o de rayos x permite establecer con precisión el contenido mineral del hueso.

En base a este estudio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) intentó definir la osteoporosis con criterios densitométricos y la presencia de fracturas:

NORMALES: densidad mineral ósea superior (DMO) a -1, desvío standard con referencia al adulto joven.

OSTEOPERNIA: un valor de DMO entre -1 y -2,5.

OSTEOPOROSIS: DMO valor menor de 2,5 con referencia al adulto joven, sin producción de fracturas.

OSTEOPOROSIS GRAVE: valor inferior a -2,5 y con presencia de una o más fracturas.

Factores intervinientes en el pico y/o pérdida de masa ósea

Pico de masa ósea: Momento de la vida en que se alcanza el máximo de masa ósea. Intervienen factores hereditarios, nutricionales, hormonales y actividad física.

Herencia: El 80 % de masa ósea depende de la herencia; es probable que sea poligénico, muchos genes involucrados.

Nutrición: Adecuada ingesta calórica, proteica y aporte suficiente de calcio para que el niño en crecimiento tenga un desarrollo normal.

Hormonas: Desde el principio de la secreción hormonal sexual se produce un depósito importante de calcio en el esqueleto. Un medio hormonal adecuado es fundamental para alcanzar el pico de masa ósea.

El pico de masa ósea se adquiere entre los 20 y los 30 años, y declina a los 50 años.

Factores que intervienen en la pérdida ósea

Ocurre después de la etapa media de la vida en todos los individuos. Menopausia, falta de actividad física, déficit de Ca y vitamina D.

Factores hormonales y no hormonales.

1- No hormonales:

Envejecimiento celular: enlentecimiento de la actividad osteoblástica con disminución de formación ósea (los osteoblastos son las células encargadas de formar hueso).

Dieta: disminución del calcio -Hiperparatiroidismo secundario- Pérdida ósea. Se recomienda una ingesta de 1000 mg de calcio en la mujer pre-menopáusica y 1500 mg en la mujer post- menopáusica. La malnutrición proteica es también un factor asociado a osteoporosis.

Inmovilización: predispone a la pérdida ósea.

2- Hormonales:

Hormonas gonadales (hormonas sexuales): estrecha relación entre disminución de estrógenos en la post-menopausia y pérdida ósea. Esta rápida pérdida ósea puede ser prevenida con reemplazo hormonal.

Hormona paratiroidea: la secreción de hormona paratiroidea (PTH, fundamental en el metabolismo del calcio) es normal en pacientes con osteoporosis después de la menopausia. Sin embargo se puede encontrar en pacientes mayores.

El hiperparatiroidismo secundario de la osteoporosis senil puede revertirse con la administración de calcio y vitamina D.

Vitamina D: la mayoría de los estudios ha mostrado disminución de niveles circulantes de vitamina D en pacientes ancianos (sin diferencia entre población normal y osteoporótica).

Factores clínicos de riesgo

Menopausia precoz: Edad promedio: 49 años. Temprana: 45 años. Precoz: antes de los 40 años.

Riesgo de osteoporosis: el 60 % de la población con masa ósea por debajo del umbral teórico de fractura.

Delgadez: las mujeres obesas tienen menos incidencia de osteoporosis que las delgadas. El tejido adiposo es protector del esqueleto. La delgadez afecta la pérdida ósea porque hay hormonas (estrona y estradiol) que son proporcionales al peso corporal.

Antecedentes familiares.

Osteoporosis o fracturas vertebrales o de cadera.

Fractura de piernas.

Dieta, medicamentos(corticoides, hormona tiroidea, anticonvulsivantes, heparina), son predisponentes.

Clasificación

Osteoporosis primaria: (Sin enfermedades asociadas) juvenil, idiopática, post-parto, senil o post-menopáusica.

Ostoporosis secundaria: ejemplos: hipogonadismo, hipertiroidismo, hipercortisolismo, diabetes, síndrome de malabsorción, mieloma, alcoholismo, artritis reumatoidea, enfermedades hematológicas y medicamentosas.

 

 


 

×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"