¿Puede la glándula tiroides afectar el peso corporal?

La glándula tiroides produce las hormonas tiroideas que controlan muchas de las funciones del organismo, incluyendo el metabolismo.
  
  

Tema correspondiente el programa de En Plenitud

Tema
correspondiente el programa de En Plenitud.com TV del miércoles 20 de febrero
de 2002.

Si
hay poca cantidad de hormona tiroidea, se está bajo una condición llamada
HIPOTIROIDISMO,
donde el cuerpo “se enlentece”.

Uno
puede sentirse
cansado,
con frío, deprimido,
tener
constipación, subir de peso sin justificación y en las mujeres puede haber
alteraciones en la menstruación.

La
causa más frecuente de hipotiroidismo es la
Enfermedad
o Tiroiditis de Hashimoto
(es
el nombre del doctor que describió por primera vez este cuadro).

Es
una enfermedad de las denominadas autoinmunes porque la tiroides no es
reconocida por los linfocitos (anticuerpos), y es atacada por ellos como si no
formase parte del organismo.

El
resultado es que con el paso del tiempo la glándula deja de funcionar, generándose
así el Hipotiroidismo. A través de una análisis de sangre se puede llegar al
diagnóstico de esta disfunción.

Si
el hipotiroidismo, una vez diagnosticado, no se trata, puede producir serios
trastornos en la salud. El tratamiento consiste en sustituir a la glándula
tiroides con pastillas que tienen la misma hormona pero producida en forma sintética.

Los
controles al médico deben hacerse por lo menos dos veces al año, para
corroborar que la dosis indicada sigue siendo la que uno necesita.

Si
la glándula tiroides produce sus
hormonas
en
exceso,
estamos frente a una condición llamada

HIPERTIROIDISMO.

Los
síntomas son:
intolerancia
al calor, caída del cabello, sudoración aumentada, taquicardia, palpitaciones
y descenso de peso aun con apetito e ingesta conservados.

Es
importante diagnosticar esta enfermedad ya que no tratarla a tiempo puede llevar
a padecer arritmias cardíacas severas, además de osteoporosis, trastornos en
el ritmo menstrual, etc.

LA
TIROIDES >Conocimientos básicos<

Es
una
glándula con forma de mariposa localizada en la base del cuello, justo por
debajo de la nuez de Adán.

Produce,
almacena y libera hormonas tiroideas (T3 y T4) a la sangre, y a través de ella
entran en cada célula del cuerpo, ayudando a controlar sus funciones.

La
cantidad de hormonas que la
tiroides debe producir es regulada a su vez, por otra glándula:
La
Hipófisis,
por
medio de la hormona que produce
:
TSH (Hormona Estimulante de la Tiroides).
Éstas
a su vez, están controladas por
una estructura del cerebro llamada
Hipotálamo,
a
través del
TRH
(Hormona Liberadora de TSH).

La
glándula tiroides, la Hipófisis y el Hipotálamo trabajan juntos para
controlar el contenido de hormonas tiroideas del cuerpo.

Si
la Hipófisis detecta que hay poca cantidad de hormonas tiroideas en sangre,
libera más TSH, indicándole a la tiroides que debe aumentar su producción de
hormonas.

La
Hormona Tiroidea

Mitos
y Leyendas sobre su relación con el aumento de peso…

Sabiendo
que la hormona tiroidea regula el metabolismo, la mayoría de la gente piensa
que si toma una cantidad extra de hormona va a poder bajar de peso.

Así
es como en algunos
preparados
magistrales recetados
para
adelgazar
,
pueden encontrarse
hormonas
tiroideas o sus metabolitos
.

También
existen en el mercado productos que contienen
algas
o derivados
.
El

exceso

de
iodo
contenido en éstos, puede ser tomado por la glándula para formar hormonas
tiroideas en exceso generando un
hipertiroidismo.

Por
lo tanto…
si
se toma hormona tiroidea cuando la glándula funciona correctamente, puede
causar
Hipertiroidismo,
manifestándose con taquicardia, y favoreciendo a la aparición de Osteoporosis,
además de otros trastornos en la salud.

En
realidad la pérdida de peso que se produce al tomar hormona tiroidea cuando no
hay alteración en la tiroides, es pequeña y es debida a disminución de la
masa muscular, y no al descenso de grasa.

Por
lo tanto… Tomar hormona tiroidea para el tratamiento del sobrepeso u Obesidad,
puede traer serias complicaciones al organismo y NO SIRVE.