Programas HPSA y MUA: Médicos inmigrantes y escasez de profesionales de la salud en Estados Unidos

Las designaciones federales de profesionales de la salud en áreas de escasez son usadas para aprovechar los varios millones de dólares en recursos que se destinan a aumentar el acceso al cuidado de la salud en áreas con cobertura sanitaria insuficiente.

Hay dos tipos de designaciones federales para áreas de escasez: Áreas con Escasez de Profesionales de la Salud (HPSA) y áreas médicamente no atendidas/poblaciones médicamente no atendidas (MUAs/MUPs).

 

HPSA

 

El sistema de designación HPSA fue desarrollado originalmente en los años 70 con el objeto de ubicar a los nombrados por el Cuerpo Nacional de Servicios de Salud (NSHC). Varios otros programas usan ahora el sistema, incluyendo el status del Centro de Salud Rural, el programa de visa J-1, becas federales para el entrenamiento de profesionales de la salud, el pago de bonos del 10% de Medicare y el reembolso por servicios de telemedicina Medicare.

 

La designación HPSA se usa más comúnmente que la MUAs/MUPs. Las áreas de escasez pueden ser demarcadas para médicos de atención primaria (de familia, practicantes generales, pediatras, obstetras, ginecólogos, residentes generales en práctica médica o en osteopatías), atención primaria dental, y/o atención en salud mental.

 

Un área de escasez puede ser un condado o una parte de un condado. Para ser designado como Atención Primaria HPSA, el área debe reunir tres condiciones. Primero, el área debe ser de servicio racional en cuanto a la atención de salud. Como los criterios federales usan datos del censo, las áreas de servicio racional se establecen usando el censo geográfico (censo regional, divisiones del censo civil –CCDs– o condados múltiples). Segundo, el área no debe superar un determinado porcentaje de médicos por cantidad de pobladores. Esto se determina observando tanto si el área tiene una población permanente-equivalente (FTE) en cuanto a la relación con médicos de atención primaria de al menos 3.500 a 1; o si el área tiene una población FTE en cuanto a la relación con médicos de atención primaria de menos de 3.500 a 1 pero mayor que 3.000 a 1, y tiene necesidades inusualmente altas de servicios de atención primaria o capacidad insuficiente en cuanto a la existencia de proveedores en atención primaria. Tercero, el área debe carecer de acceso al cuidado de la salud en las áreas circundantes debido a la distancia, la alta demanda o barreras de acceso.

 

Dentro de estas áreas, la merma se puede aplicar a la población en su conjunto (designación geográfica) o a una subpoblación poco atendida dentro de un área geográfica (designación de población). Las poblaciones que pueden ser designadas incluyen:

 

* Poblaciones de bajos ingresos – definidas como poblaciones con ingresos de o debajo del 200% de los Niveles de Pobreza Federales (FPL);

* Población que puede ser elegida para acceder a Medicaid;

* Trabajadores de huertas y familias de migrantes (o migrantes y estacionales)

* Americanos nativos (indios norteamericanos o nativos de Alaska) que no están automáticamente designados; u

* Otras poblaciones aisladas del acceso por razones de lengua específica, barreras culturales o impedimentos físicos.

 

Otras designaciones pueden ser hechas para establecimientos públicos o sin fines de lucro ubicados fuera del HPSA pero que proveen acceso a los residentes HPSA (designación de establecimientos), tribus reconocidas federalmente y cárceles estatales y federales.

 

Generalmente, un área califica como un HPSA si el porcentaje de población contra proveedores de cuidado de la salud excede un umbral específico. Los umbrales para atención primaria son de 3.000, 3.500 o más personas por médico de atención primaria. El umbral más bajo se aplica en áreas que demuestran una “inusual y alta necesidad“ o evidencia que los proveedores de áreas vecinas no tienen la capacidad para atender más pacientes.

 

Salud Mental HPSA (MHPSA)

 

La reautorización de los NSHC en 1990 trajo también un cambio legislativo en la designación de profesionales de la psiquiatría en las áreas deficitarias (HPSAs) a la nueva categoría salud mental HPSAs. Originalmente, solamente los psiquiatras proveían sus servicios para HPSAs psiquiátricos. Después de 1990, la legislación autorizó la utilización de psicólogos clínicos, trabajadores sociales clínicos, terapeutas de matrimonios y familia, y enfermeras especializadas en psiquiatría para proveer cuidados en salud mental además de los siquiatras. Eto trajo la necesidad de designar HPSAs de salud mental en lugar de siquiatras HPSAs.

 

El objeto de la designación de salud mental es asegurar que los servicios de salud mental estén disponibles y accesibles para poblaciones desatendidas, ayudar a la retención y reclutamiento de proveedores de salud mental en áreas designadas y ayudar en la determinación de las necesidades inusuales de salud mental elevada. Los proveedores de salud mental que pueden ser elegidos para MHPSAs son conocidos como profesionales “duros” de salud mental, que incluyen psiquiatras, psicólogos clínicos, trabajadores sociales clínicos, enfermeras especialistas en psiquiatría y terapeutas de matrimonios y familia.

 

Un área geográfica puede ser designada como teniendo un déficit en profesionales en la salud mental si el área es un área racional para brindar servicios de salud mental, si el área tiene una cierta proporción de población para profesionales “duros” de salud mental y el área tiene inusuales y elevadas necesidades de servicios en salud mental.

 

Un área es considerada como un área racional para la entrega de servicios de salud mental si existe un área de captamiento de salud mental, como está designado en el Plan Estatal de Salud Mental bajo los criterios generales de la sección 238 del Acta del Centro de Salud Mental Comunitaria, es una porción  del área de captamiento de salud mental cuya población, a causa de su topografía, modelos de mercado o transporte u otros factores, tiene acceso limitado a los recursos de salud mental en el resto del área de captamiento. Esto se mide generalmente por un tiempo de viaje superior a 40 minutos hacia esas dependencias, o si se encuentra en un condado o área metropolitana que contiene más de un área de captamiento, donde los datos no están disponibles por área de captamiento individual.

 

Hay diferentes opciones en cuanto a los porcentajes. Se debe reunir una de las siguientes condiciones:

 

* Si la población en relación a la proporción de profesionales “duros” de la salud mental es mayor o igual a 6.000 a 1 y la población en relación a la proporción de psiquiatras es mayor o igual a 20.000 a 1, la población en relación a la proporción de profesionales “duros” es mayor o igual a 9.000 a 1, o la población en relación a la proporción de psiquiatras es mayor que o igual a 30.000 a 1, o

 

* El área tiene inusuales y altas necesidades de servicios de salud mental, y y tiene una población en relación a profesionales “duros” de la salud mental mayor o igual a 4.500 a 1, y una población en relación a la proporción de psiquiatras mayor o igual a 15.000 a 1, o una población en relación a profesionales esenciales mayor o igual a 6.000 a 1, o una población en relación a psiquiatras mayor o igual a 20.000 a 1.

 

Se considera que un área tiene inusuales y altas necesidades de servicios de salud mental si el 20% de la población (o todos los hogares) en el área tiene ingresos por debajo del nivel de pobreza; si la proporción de jóvenes, definida como la proporción del número de niños por debajo de los 18 años en relación con el número de adultos de edades entre 18 y 64 años, excede el 0.6; si la proporción de mayores de edad, definida como la proporción del número de personas de 65 años de edad y sobre el número de adultos entre los 18 y 64 años, es mayor a 0.25; si hay un gran predominio de alcoholismo en la población, si los datos nacionales demuestran que el área está en la peor situación de alcoholismo de la nación, región o estado; o si hay un alto grado de abuso de sustancias en el área, si los datos indican que el abuso de sustancias en el área están en la peor situación de la nación, región o estado.

 

Se considera que los grupos de población dentro de un área particular de servicio racional de salud mental tienen un déficit de profesionales de la salud mental si las barreras de acceso impiden que el grupo de población utilice los servicios de los profesionales de la salud mental presentes en el área, y si una de las siguientes condiciones están presentes: la proporción del número de personas del grupo de población con el número de FTE profesionales “duros” de salud mental que sirven al grupo de población es mayor o igual a 4.500 a 1, y la proporción del número de personas en el grupo de población con el número de psiquiatras FTE que sirven al grupo de población es mayor o igual a 15.000 a 1; o la relación del número de personas del grupo de población con el número de profesionales esenciales de salud mental FTE que sirven al grupo de población es mayor o igual a 6.000 a 1, o la proporción del número de personas en el grupo de población al número de psiquiatras FTE que sirven al grupo de población es mayor o igual a 20.000 a 1.

 

MUA/MUP

 

Las designaciones MUA/MUP son usadas fundamentalmente para determinar las áreas donde se pueden ubicar los Centros de Salud Comunales y para Migrantes. También son necesarias para que los establecimientos médicos puedan obtener el reembolso por costos a través de su programa de Centro de Salud Federal Calificado. Las designaciones MUA/MUP son similares a las de Cuidado Primario HPSAs. Se designa un área como un MUA/MUP basándose  en si el área excede un determinado puntaje en un Índice de Atención Médica Escasa (IMU). El IMU es un índice de valor basado en la cifra de mortalidad infantil, cifras de pobreza, porcentajes de vejez y proporción de atención primaria médica a la población. Similar a las designaciones HPSA, se puede designar un área (MUA) o una población (MUP).

 

La designación MUA involucra la aplicación del índice de Atención Médica Escasa (IMU) a los datos del área de servicio para obtener la cifra para ese área. La escala IMU va de 0 a 100, donde 0 representa un área completamente mal atendida, y 100 representa lo mejor atendido o lo menos mal atendido. Bajo este criterio de designación, las áreas de servicio que posean un IMU de 62.0 o menos son aptas para la designación MUA.

 

El índice IMU involucra cuatro variables: la proporción de médicos de atención primaria cada 1.000 habitantes, cifras de mortalidad infantil, porcentaje de la población con ingresos por debajo del nivel de pobreza y porcentaje de la población de 65 años o más, El valor de cada una de estas variables para cada área de servicios es convertido a un valor mensurable de acuerdo con los criterios establecidos, Los cuatro valores se suman para obtener la cifra IMU de cada área.

 

Los MUPs pueden ser designados con o sin el uso del IMU. Si el IMU es usado para designar un MUP, es aplicado a los datos de un grupo de población mal atendida dentro del área de residencia para obtener un puntaje para ese grupo de población. Los grupos de población requeridos para la designación MUP deben ser aquellos con impedimentos económicos (bajos ingresos o poblaciones que sean beneficiarias de Medicaid) o barreras de acceso culturales y/o lingüísticas para los servicios primarios de atención médica. Este proceso MUP implica reunir los mismos elementos informativos y usar los mismos procedimientos informáticos que el proceso de designación para MUAs.

 

En casos excepcionales, el IMU no es usado para designar un MUP. Según lo que manda la Ley Pública 99-280, puesta en vigencia en 1986, un grupo de población que no reúne los criterios establecidos de un IMU de menos del 62.0 puede todavía ser considerado para la designación de si “condiciones locales inusuales que significan un impedimento para el acceso o la disponibilidad de servicios de salud personales” existen y pueden ser documentadas, y si tal designación es recomendada por la oficina ejecutiva en jefe y los funcionarios locales del Estado donde reside la población requerida. Los pedidos para la designación bajo estos procedimientos extraordinarios deben describir en detalle las inusuales circunstancias que conducen a la recomendación la de designación excepcional y deben incluir cualquier evidencia adicional. Tales pedidos deben también incluir una recomendación escrita para la designación por parte del Gobernador u otro funcionario de nivel ejecutivo del Estado (o un organismo equivalente al Estado) y un funcionario local de salud.