Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Premoniciones y humor

Una noche, un padre escucha mientras su hijo reza:

– Dios bendiga a mami, a papi y a la abuela. ¡Adiós abuelo!-

Al padre le parece extraño, pero pronto se le olvida. Al día siguiente, el abuelo muere.

– Seguro fue una casualidad -, se dice el padre.

Casi tres meses después, el padre escucha mientras su hijo reza antes de dormir:

– Dios bendiga a mami y a papi. ¡Adiós abuela!-

Al día siguiente, la abuela muere. Ahora el padre se encuentra hondamente preocupado, sospecha que el pequeñín tiene un don especial, poderes extrasensoriales que la ciencia y la razón no pueden explicar, pero más se precupa cuando dos semanas después escucha de nuevo al hijo mientras rezaba de noche:

– Dios bendiga a mi madre. ¡Adiós papá!-

Al padre casi le da un infarto cuando lo escucha, pero lucha por guardar la calma; respira hondo y se dice a sí mismo que puede haber una oportunidad.

No lo comenta con nadie, pero pasa la noche en vela, pidiendo perdón por todos sus pecados; se baña, desayuna bien temprano y se va directo al trabajo, para evitar accidentes con las mamás que en el último minuto llevan a sus hijos a la escuela mientras hablan por celular y se maquillan.

Se queda todo el día trabajando y cena en el trabajo, regresa a su casa recién pasada la medianoche y ¡sigue vivo!. Cuando llega, lo primero que hace es disculparse con su mujer:

– Perdóname cariño, ¡Tuve un día terrible!-

– ¿Que tuviste un día terrible? – reclama su esposa – El de nosotros fue peor… ¡Hoy el cartero se murió en la puerta de la casa!-

La maternidad es una certeza… la paternidad es un acto de fe

Si quieres agregar más sonrisas a tu vida, descarga ahora nuestros libros gratis de chistes judíos haciendo clic aquí.
 O inscríbete gratis en nuestro Taller de la Risa y Curso de Risoterapia, haciendo clic aquí.