Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Por qué zumban los oídos?

¿Qué es el acúfeno? ¿Por qué a muchas personas les zumban los oídos con frecuencia?
  
  


Para
aquellos que han visitado Madison Square Garden en la ciudad de New York para
escuchar la Quinta Sinfonía de Beethoven en do menor en la víspera de Año Nuevo,
la música debe haber permanecido con ellos durante unos cuantos minutos incluso
después de haberse dejado de tocar en el vasto escenario.

Bueno esto es bastante
normal. La composición de Beethoven permanece largo tiempo en los oídos después
de que la música en realidad ha dejado de sonar.

Pero si eso continúa hasta la
mañana siguiente y persiste posteriormente, ello exige una revisión médica que
invariablemente lo diagnosticará como un caso de Acúfeno.

Y no hay nada
destacado o excepcional al respecto pues millones de estadounidenses sufren de
Acúfeno y siguen sufriendo dado que no se ha encontrado ninguna cura para el
Acúfeno todavía.

A pesar
de que la palabra se ha derivado de la expresión latina tinnitus, que
significa ‘timbre’, el sonido escuchado por la persona afectada varía
mucho.

Puede variar desde un siseo, silbido, tic-tac, chasquido, pitido,
chirrido y zumbido. En pocas palabras, es suficiente para hacer que la persona
enloquezca, buscando alivio a diestra y siniestra.

¿Qué es
el Acúfeno y cuáles son sus diferentes tipos?


Clínicamente hablando, el acufeno representa cualquier sonido o
zumbido en el
oído
que no sea consecuencia de un estímulo externo.

Sin embargo, hay varias
formas de acúfeno, cada uno de ellos capaz de alterar completamente la vida del
paciente.

Se trata de acufeno subjetivo, cuando el timbre o el silbido es
escuchado solamente por el paciente y acufeno objetivo cuando el médico también
puede oír el ruido mediante el uso de instrumentos acústicos.

Algunos de estos
son unilaterales (se puede escuchar en un oído) o bilaterales cuando se escucha
en ambos oídos.

Las personas que sufren de Acúfeno Pulsátil pueden escuchar sus
propios latidos del corazón mientras que las resonancias del Acúfeno Somático se
sitúan fuera del oído, probablemente más allá de los nervios cocleares y se
cree que proceden de una interferencia central
dentro de la materia gris.

El
Acúfeno como resultado de sinusitis crónica puede ser bastante desagradable,
siendo producido por el engrosamiento de la mucosidad dentro del espacio del
oído medio desde donde es difícil de drenar la mucosidad.


Estas son algunas de las causas subyacentes del acúfeno…

  1. La
    Enfermedad Arteriosclerótica

    de la Arteria Carótida
    en la
    que las arterias se estrechan debido a la gran acumulación de colesterol lo
    que ocasiona un flujo sanguíneo desigual a la cabeza y el cuello.

    Esto da
    lugar a sonidos de latidos del corazón agonizantes que se puede escuchar en
    los oídos del paciente con acufeno. Se asocia mayormente a pacientes de edad
    avanzada con antecedentes de diabetes, hipertensión, angina de pecho, así
    como presión arterial alta persistente.

  2. La
    hipertensión intracraneal benigna

    también puede causar Acúfeno (¿Pulsátil?). Este se ejemplifica con mayor
    presión en el líquido cefalorraquídeo que recubre el cerebro. Las personas
    que lo sufren generalmente son mujeres jóvenes obesas.

  3. Nervio dañado,
    en
    particular el nervio que va entre el cerebro y el oído.
  4. Tumor
    glómico
    que
    consiste en racimos de tejidos y vasos sanguíneos enredados en el oído o en
    el área inmediata que lo rodea y que puede convertirse en una de las causas
    del acúfeno.

    Los jóvenes suelen optar por la cirugía, pero esta opción
    (cirugía) no se recomienda para las personas mayores ya que estos tumores
    son extremadamente lentos en su crecimiento.

  5. Las
    lesiones vasculares intracraneales
    a
    menudo causan acufeno producto de aneurismas y malformaciones arterio-venosas
    o una deformidad que generalmente se caracteriza por la conexión irregular o
    anormal entre la arteria y la vena.

    Esto con frecuencia provoca que la
    sangre arterial ingrese directamente en la vena sin pasar por los capilares.
    La situación, como se puede apreciar es bastante grave, provocando no sólo
    el Acúfeno sino también hemorragias en el cerebro que tienen consecuencias
    fatales.

  6. La
    efusión en el oído medio
    causa
    generalmente Acufeno Pulsátil en pacientes de mediana edad. La acumulación
    de fluidos en exceso en el oído medio debido a la inflamación de las trompas
    de Eustaquio causando la obstrucción de las vías de evacuación y la
    infección en el oído medio y la acumulación de fluido allí genera un
    incremento de ruidos extraños en el oído que se asemejan a pulsaciones.
  7. La
    enfermedad de Meniere
    es
    una de las causas más comunes de acúfeno. Se relaciona con una serie de
    trastornos del oído interno, que se cree se genere por presión no conforme
    del fluido del oído interno.
  8. En
    muchos casos, cuando se puede identificar la causa específica del acufeno
    después de las pruebas de audición que se llevan a cabo, se atribuye
    responsabilidad a la depresión y el estrés.
  9. El
    Neuroma Acústico
    que
    consiste en un tumor benigno con frecuencia se determina que es responsable
    de causar este trastorno.

    Por lo general se produce en el nervio craneal que
    va desde el cerebro hasta el oído interno e interfiere con el control del
    equilibrio, dando lugar a vértigos y otras complicaciones relacionadas.
    También conocido como Schwannoma del Vestibular, afecta sólo un oído en la
    mayoría de los casos.

  10. La
    exposición incesante a ruido ensordecedor se considera
    como
    la causa más común para el acúfeno.

Ahora que
el acufeno se ha convertido en un libro totalmente abierto para que cualquier
persona aprenda una lección, es hora ver la mejor manera de
curarlo.

Lamentablemente esa base de datos permanece absolutamente en blanco ya que no se
ha hallado todavía ningún método convencional conocido para enfrentar las causas
subyacentes de la enfermedad.

Lo que realmente ocurre es que, los tratamientos
convencionales sólo tratan los síntomas, sin realmente ubicar las causas que lo
originan y, por tanto, los síntomas suelen reaparecer, tan pronto como el efecto
del tratamiento disminuye.

La única forma en que el acufeno puede ser doblegado
permanente es a través de un régimen integral que puede implicar el cambio total
del estilo de vida y muchos otros aspectos.

Pregunte a cualquier paciente, él o
ella instantáneamente estará de acuerdo en hacerlo a cambio de obtener un alivio
de por vida.

Este artículo está basado
en el libro, "Milagro para el Acúfeno" de Thomas Coleman. Thomas es un autor,
investigador, nutricionista, y consultor en salud, que ha dedicado su vida a la
creación de la solución final para el Acúfeno para revertir de forma permanente
la raíz de los zumbidos en los oídos y mejorar natural y espectacularmente la
calidad global de su vida,  sin el uso de medicamentos con prescripción médica y
sin utilizar ningún procedimiento quirúrgico.

Obtenga más información visitando
su sitio web:

http://bit.ly/sinzumbidos