Ponga una rosa en su mesa

Pocos saben que las rosas tienen propiedades nutricionales y un buen sabor cuando se la toma en infusiones…
  
  


La
rosa es una maravillosa flor, muy hermosa y con muchísima fragancia, que se
encuentra en la mayoría de los jardines y parques alrededor del mundo.

Cleopatra era
una gran fanática de los pétalos de rosa, y los utilizo para seducir a Antonio.
Los romanos las usaban como guirnaldas en sus banquetes.

Su perfume se ha
utilizado a lo largo del tiempo y por siempre como fuente para colonias y aguas
de baño.

Pero la rosa también puede comerse. En efecto, sus pétalos se pueden consumir,
sin siquiera cocinar, incluyéndolos en ensaladas.

Los turcos las usan para hacer
jaleas, mermeladas y un caramelo de gelatina, conocido como “Deleite Turco”. 
También se puede fabricar un interesante vinagre para ensaladas, con una
combinación de tallo y pétalos.

Las rosas son
muy ricas en vitamina C, por lo que mucha gente también la utiliza
para hacer sus tés, que son sin dudas un gran remedio contra el frío y la gripe.

Claro que en el caso de que sus pétalos no estén frescos -es decir, si están
disecados- se podría perder del 45 al 90% de su valor nutritivo, por lo que se
recomienda cultivarlas en su propio jardín, o comprarlas en algún vivero, antes de optar por las que se venden envasadas en los almacenes.

Los pétalos son también ideales para agregar a los jugos cítricos, puesto que
además de darles un sabor mucho más exquisito, aumentan la concentración de
Vitamina “C”, previniendo de esta forma (si se lo toma de una forma regular) los
resfríos, la tos, y la gripe.

Un secreto a voces es que la mayoría de las
pastillas y polvos de vitamina C, que tienen una foto de una naranja en su
etiqueta, están en realidad producidas con pétalos de rosas, debido a la alta
concentración de vitamina C que tiene esta planta.

El té de pétalos disecados de rosa puede ser muy útil también para combatir los
dolores de cabeza, vértigos, calambres, dolores menstruales, de
boca, y también como laxante.

El agua de rosas se ha reconocido desde siempre
como una muy buena loción para conservar la piel en perfecto estado, gracias a
sus propiedades antisépticas.

Todo lo que señalamos podrá ser fácilmente atestiguado por cualquier
profesional, aunque también por cualquier abuela que haya dado a sus
hijos o nietos pétalos de rosa, sobre todo cuando eran bebés muy pequeños…

Si quieres conocer los secretos de las plantas
para la preservación de la salud y la belleza en forma natural
,
inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas
Medicinales
, haciendo clic
aquí
.

Compartir |