Pollo a la cacerola

Una increíble receta de pollo a la cacerola, a puro sabor

Ingredientes (para 5 a 6 porciones)

Pollo, 1 de 2 kg

Harina, 2 o 3 cucharada.

Aceite, 3 cucharadas

Margarina, 2 cucharadas.

Cebolla, 2

Ajo, 2 dientes

Puré de tomate  1 lata

Vino blanco, 1 pocillo

Sal y pimenta, a gusto

Laurel, 1 hoja

Tomillo, una pizca

Orégano o mejorana, 1 cucharadita

Caldo de ave,  3/4 de taza

Vino moscato, 1 pocillo

Fideo cinta fresco 500 g

Procedimiento

Lavar, secar y trozar un pollo. Reservar los menudos para otra preparación. Espolvorear las presas con la harina y dorarlas lentamente en fa mezcla de aceite y margarina.

Agregar las cebollas y los dientes de ajo picados fríamente, y rehogar durante 1 minuto. Cubrir con el puré de tomates y el vino blanco. Condimentar con sal, pimienta, laurel, tomillo y orégano. Rociar con el caldo y el vino moscato.

Dejar que levante el hervor y cocinar a fuego lento, con el recipiente tapado, alrededor de 40 minutos, hasta que el polio resulte tierno y la salsa hayan reducido.

Si se desea, a último momento se puede agregar el contenido de 1 lata chica de champiñones, escurridos. Aparte, hervir los fideos en agua salada hasta que estén al dente. Escurrirlos y. servirlos de inmediato, acompañados con el polio y rociados con la salsa de este.

Otras versiones, trucos, nuevos platos con las sobras

1) Rociar los fideos con un poco de salsa y mantenerlos calientes a baño de Maria. EI pollo se puede recalentar a llama mínima directa.

2) Menudos de ave con arroz: Dorar 2 tazas de arroz en 1 pocillo de aceite. Retirar y agregar al mismo fondo 1 cubito de caldo de verduras desmenuzado, 2 cebollas de verdeo picadas finamente, 1 zanahoria en daditos, -1 morrón colorado en juliana y los menudos del polio picados.

Rehogar durante unos instantes, salar y cubrir con un poco de agua caliente. Cocinar a fuego bajo de 5 a 6 minutos. Añadir 20.0 9 de arvejas frescas y el arroz.

Cubrir con 2 ½ tazas de agua caliente y añadir 1 capsula de azafrán. Controlar la sazón y hervir a fuego bajo, con el recipiente tapado, alrededor de 14 minutos.

Dejar reposar durante 5 minutos y servir con queso rallado. Puede mantenerse caliente durante una hora si se lo cocina en una cacerola de paredes gruesas: al apagar el fuego, envolver la cacerola primera en un lienzo grueso y luego en dos hojas de papel de diario. Así se conserva a punto.

Encuentra el secreto para adelgazar comiendo de todo en el libro "Comidas adelgazantes" de Michelle María, haciendo clic aquí ahora