Piel joven sin cirugías

¿Quieres recuperar tu piel de hace unos años? Mira este en que consiste este tratamiento…
  
  

Los años no vienen solos y con ellos llegan las arrugas, las cicatrices y las
manchas por la exposición al sol. Los tejidos que están por debajo de la piel y
la mantienen tensa, comienzan a perder elasticidad acentuando las líneas de
expresión y surcos faciales.


Gracias a la nueva tecnología Pixel CO2, reafirmar,
suavizar y devolverle el brillo a la piel de la cara ahora es posible de manera
inmediata y progresiva con el nuevo tratamiento de rejuvenecimiento fraccionado
profundo. Esta novedosa tecnología presenta resultados inmejorables y mayor
efectividad que otros láseres fraccionados, con un menor tiempo de recuperación.


El tratamiento, recomendado para pieles foto dañadas, opacas y arrugadas,
consiste en la aplicación de láser CO2 fraccionado, el cual produce miles de
impactos de luz en las zonas a tratar (sin afectar las que la rodean) dando
calor y estimulando la producción de colágeno y elastina en la dermis,
tensándola y permitiendo la cicatrización natural de la piel. De este modo, se
produce la regeneración de la piel sana con resultados extraordinarios.


Así, el paciente logra reducir las arrugas, manchas y cicatrices, luciendo un
aspecto natural y más jovial de uno mismo. El tratamiento es ideal para tensar
la piel fláccida de los párpados sin cirugía, tratar arrugas peribucales de
difícil resolución y flaccidez del óvalo facial.


¿Cuáles son los beneficios de este novedoso tratamiento?


Mejora la textura, luminosidad e imperfecciones de la piel.


Reduce las arrugas superficiales, medias, y profundas perioculares y peribucales


Tiene un efecto de tensado cutáneo. Efecto lifting.


Produce rejuvenecimiento interno y calidad de la piel.


Minimiza los poros y cicatrices.


Elimina las marcas de acné.


Afortunadamente, el procedimiento puede realizarse no sólo en la cara (abarcando
boca, ojos, párpados) sino también en toda la superficie facial y arrugas del
cuello. También, está comprobada su efectividad para combatir estrías,
cicatrices del pecho y dorso del cuerpo.


Mientras que los tratamientos tradicionales requieren varias sesiones y reposo
de hasta un mes, el rejuvenecimiento fraccionado profundo es un tratamiento
mínimamente invasivo que permite ver los resultados a partir de la semana y con
mejoría progresiva y notable en los siguientes meses. Además, se mantiene por
años.


Asesoramiento:


Dra. Laura Alfie (MN 56037) –  Médica Dermatóloga.