¿Pensando en unas vacaciones “all inclusive”? Lea esto primero.

Los servicios “todo incluido” son tentadores cuando se está pensando en las vacaciones. Pero tenga cuidado. Muchos gastos extra que no había presupuestado pueden sorprenderlo.
  
  

Pagina nueva 6

En principio, parece no haber trampas: vacaciones
todo incluido.


Según el folleto del resort, todo está incluido: "alojamientos lujosos, comida
fabulosa, increíbles tragos, entretenimiento de calidad mundial, actividades
emocionantes" … todo lo que podría necesitar (y desear) aparentemente.  

Pero, más que “todo incluido”, la frase "gran parte incluida" podría describir
mejor al género.


Es cierto que, en la mayoría de los casos, se satisfacen sus necesidades diarias
y de entretenimiento ampliamente. Y la comida es servida hasta que la balanza
del baño ruega misericordia.


Pero es un cálculo erróneo pensar que usted no estará hurgnado en sus bolsillos
durante su estancia. Como con ese juguete al que toda la familia ha renunciado,
las partes adicionales se venden por separado. Y son esas mismas cosas que sus
niños más querrán.


Y, dependiendo del resort algunos de los extras pueden ser realmente caros.


¿El precio incluye todo?


El concepto "todo-incluido" apareció en 1970 cuando el Club Med lo popularizó
para singles. Siguieron las parejas.

Hoy, los "todo incluido" para la familia
están haciendo furor desde el Caribe a la Patagonia, y de las mejores playas a
los hoteles flotantes conocidos como cruceros.


Los especialistas recomienda los "todo incluído" sobre todo para las familias
grandes y apetitos exigentes: los enormes bufetes satisfacen el apetito con "un
poco de esto, un poco de aquello" (cualquiera que ha probado satisfacer a un
pequeño “gourmand” con el servicio de habitación sabe lo caro que puede resultar
al momento de pagar la cuenta).

Las
excursiones


Atención con las excursiones que no están incluidas en el contrato original.
Esto es sobre todo importante cuando se trata de un crucero o de un resort muy
alejado de las ciudades, pues varias decenas de dólares, multiplicadas por la
cantidad de miembros de la familia, puede resultar una cifra más que
considerable.


En un crucero, usted hará muchas escalas, y obviamente querrá descender en todas
ellas, y se tentará con la gran variedad de opciones en tierra -desde
expediciones de snorkeling hasta tours en autobús-, pero tenga en cuenta que sus
costos suelen ir de $12 a $75 por persona (los precios para los niños son
ligeramente menores).


Tenga cuidado sobre todo con las opciones más seductoras para los niños y
adolescentes. Suelen ser las más caras… y las más difíciles de rechazar cuando
son sus hijos o nietos los que presionan para realizarlas.


Deportes

Los deportes son la madre de
todos los extras. Lo que está incluido varía significativamente de resort en
resort, pero lo que casi nunca está incluido es el spa. Los partidos de tenis y
squash pueden ser libres, pero si trae sus raquetas, o probablemente tenga que
pagar para alquilarlas. La mayoría de los paquetes no incluye los costos de
jugar al golf.  

Las actividades náuticas son libres bastante a menudo, pero no siempre. Snorkels,
máscaras y aletas son normalmente libres, pero puede tener un límite de tiempo
(nota: traiga las máscaras de casa si puede, pues el tamaño estándar
generalmente proporcionado suele ser muy grande para los niños).

El snorkeling dentro del ámbito del resort es libre, pero los paisajes submarinos
más interesantes están normalmente en alguna otra parte.  Esto último le costará, si no para el snorkeling en sí, al menos para el
transporte para llegar hasta allí y volver.  

Con los deportes motorizados, puede serle necesario hipotecar su casa. Los
adolescentes pondrán proa directamente a los anuncios de jet-ski (y sus
variantes) ni bien lleguen al resort … pero los costos pueden ascender a más
de $60 por hora.


No tan “extras”

Antes de apagar su calculadora,
considere cómo estos otros "pequeños" extras podrían afectar su presupuesto:


·
Shopping. Mientras esto parece
un extra obvio para cualquier viaje, el gran precio de las pequeñas tentaciones
que se encuentran en la tienda del resort o del crucero pueden tomarlo
desprevenido. ¿Veinticinco dólares una camiseta blanca con un par de letras
impresas.., le suena esto?


·
Bebidas. Hay resorts que no las
incluyen, y las bebidas son notoriamente caras (y no estamos hablando sólo del
alcohol). No es raro que los pasajeros de un crucero compren sus bebidas en el
puerto y las guarden en un cubo de hielo. Pregunte por las tarjetas pre-pagadas
(disponible en algunas naves) para las bebidas de los niños.


·
Propinas. La mayoría de los
resorts en tierra incluyen las propinas. En cambio, la mayoría de los cruceros
(salvo los más exclusivos) ha hecho la propina obligatoria (y el personal del
crucero obtiene buena parte de sus ingresos de las propinas).

Entre personal de
aquí y de allá, un viaje de siete noches para una familia de cuatro podría
agregar varias decenas (o hasta cientos) de dólares al costo del viaje. La
mayoría de los cruceros y recursos ofrecen sugerencias sobre el monto de las
propinas, pero igualmente recuerde: el premio debe reflejar la calidad de
servicio.


·
Lavandería. La limpieza a seco
y la lavandería casi siempre tienen un cargo extra, y es seguro decir que usted
estará pagando bastante más de lo que paga en su hogar. Algunos resorts no
ofrecen limpieza a seco, así que verifique su disponibilidad si usted está
planeando utilizarla.


·
Impuestos. Los impuestos de
salida son cobrados por los gobierno de las islas en que suelen atracar los
cruceros, y son de aproximadamente $10 a $20 por persona (según la isla). Éste
es un gasto que usted tendrá que asumir sí o sí, es decir, así que inclúyalo en
su presupuesto antes de salir.


·
Cuidado del niño. La mayoría de
los "todo incluido" en tierra o mar incluyen clubes de niños y guarderías
durante el día. Pero muchos cobran más de $10 por niño por hora durante las
tardes y noches. Asegúrese de tener una reserva de dinero si usted planea una
soirée romántica sin niños.

¿Tienes miedo a
subir a un avión? ¿Quieres saber cómo superar el miedo a volar?
Inscríbete ahora en nuestro
curso gratis Basta de Miedo a Volar, y ¡súbete al
avión!