Para empezar a dormir mejor

Existen distintos tipos de trastornos del sueño además del temido insomnio, que pueden deberse a diversas causas.

Los desórdenes del sueño no se limitan a no dormir o a “dormir mal”.

También puede ocurrir toda una serie de sensaciones y acontecimientos, más o menos extraños, más o menos frecuentes, relacionados con el complejo proceso fisiológico del sueño y la vigilia.

Entre ellos tenemos:



· Sensación de caída: La mayoría de las personas ha experimentado la sensación de sufrir una caída brusca y repentina antes de dormirse. Este es un fenómeno psicofísico totalmente inofensivo que se presenta en el momento de traspasar el umbral del estado consciente.

· Narcolepsia: Algunas personas sienten un deseo vehemente de quedarse dormidas
durante alguna hora del DIA, aun cuando han dormido más que suficiente la noche anterior.

Esta situación se presenta más a menudo durante períodos de poca actividad, y suelen suceder mientras se conduce un vehículo o en el colegio, durante un examen, o en el lugar de trabajo. Este problema del sueño se llama narcolepsia.
En general, los ataques de sueño no duran más de 10 a 15 minutos.

Su tratamiento con medicamentos no da resultados satisfactorios, si bien se logra cierto grado de control usando estimulantes como la cafeína, friegas en la cara con agua fría o una vigorosa caminata.

· Sonambulismo: ¿Camina usted dormido? 
El sonambulismo es poco común, y ocurre durante la etapa del sueño profundo. Es muy posible que el aumento de las tensiones y de la actividad mental contribuyan. Casi todas las veces que uno habla dormido corresponden también al sueño NREM. 

No hay tratamiento específico para el sonambulismo. Pero cualquier cosa que contribuya a calmar los nervios antes de acostarse será útil. Por ejemplo, unos momentos de calma y relajación; una lectura para meditar; un baño a temperatura neutral; una corta caminata, etc.

Es recomendable también la psicoterapia.



· Consumo de alimentos en abundancia antes de dormir: Debiéramos abstenernos de probar incluso un bocado pequeño antes de retirarnos a dormir. El mejor reposo lo obtienen quien toma su ultima comida del día por lo menos 4 horas antes de acostarse. 

Si nos acostamos ahítos nos despertaremos sintiéndonos cansados aunque durmamos 11 o 12 horas. El estómago lleno estorba el sueño, y el sueño a su vez estorba la digestión, siendo la grasa que circula en la sangre mientras se duerme, una sobrecarga perniciosa para la función cardiaca.

Esta es una razón de por qué el 52% de todos los ataques cardíacos sobrevienen durante el reposo nocturno. Nos despertaremos mucho más repuestos después de unas 7 horas de sueño, si nos acostamos sin sobrecargar al estomago. Esta practica también nos ayudará a perder peso.

INSOMNIO 


A Ud., ¿le cuesta dormir? De todos los desórdenes que afectan al sueño, el insomnio es el más común. También es el más complejo y difícil de tratar.

Debemos diferenciar:
-Dificultades para quedarse dormido, o conciliar el sueño.
-Dificultades para permanecer dormido. 

Las causas pueden ser:

1- Disturbios emocionales como la ansiedad y la depresión.
2- El repaso de los sucesos del día, o la preocupación acerca de lo que nos espera al
día siguiente.
3- Es posible, sin embargo, que haya razones físicas para el insomnio, tales como
algún dolor o el hambre.

El frío o el calor, la tos, un estado congestivo, o cualquier
cosa que nos haga sentirnos incómodos estorbará nuestros esfuerzos por conciliar el sueño, o nuestra capacidad para permanecer dormidos.
A veces, el mismo temor al insomnio nos mantiene despiertos. 

El uso de medicamentos en forma permanente no es la respuesta al insomnio.
Algunos tranquilizantes pueden ser usados durante cortos períodos sin alterar los periodos de sueño REM (es decir, siempre que no alteren la estructura normal del
sueño).

Pero las drogas –aún los sedantes- también pueden ser causa de insomnio. Por ejemplo, las drogas que suprimen el apetito, tan usadas en diversos programas de control del peso,
causan insomnio.

Pero la droga mas ampliamente usada y que más contribuye al insomnio es la cafeína. Se la
encuentra en el café, el té, las bebidas a partir de cola. 

Hemos expuesto brevemente tan sólo algunas de las causas de insomnio, y no existe una solución fácil para el problema.

A pesar de que el tratamiento más común del insomnio es la prescripción de drogas, se trata de un atajo que no lleva a ninguna parte, pues da tratamiento al síntoma y al problema de fondo. La mayoría de las píldoras para dormir, además, reducen el sueño REM, esencial para la buena salud. 

Si usted sufre de insomnio en forma constante o frecuente, debería hacerse un examen médico completo. En muchos casos es conveniente la evaluación psiquiátrica, pues la mayor parte de los casos de insomnio se debe a factores psiquiátricos y psicológicos. La depresión endógena, en particular, puede ser especialmente peligrosa.

Una vez que se ha establecido el diagnóstico, recién entonces se pueden aplicar medidas específicas para elaborar un plan que, con la colaboración del paciente, por lo general lleva a un tratamiento efectivo. 

No quisiera dejar de mencionar la efectividad
de los grupos de autoayuda que existen para los trastornos del sueño y el insomnio, pues es esencial reconocer y respetar la angustia y el aislamiento y sensación de soledad,  que nos provoca el temor de no dormir.

Si quieres conocer las hierbas medicinales y cómo usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas Medicinales, haciendo clic aquí.

 

 

Compartir |