Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Oración a la divinidad que todos somos 

Está oración va dirigida y es para uso de aquellas personas que tengan problemas, dificultades, sufrimientos...

En mí, se concentra toda la Creación de lo creado.

Soy el fruto, de la divinidad del alma.
La divinidad está presente en mi,
Haré uso de  esa divinidad.
Para ser aún, más divino.

Lo Divino desea para mi
Que está divinidad  se haga realidad 
Soy lo que soy
Y seré más, de lo que Soy

A partir de este instante
La divinidad se hará, en mi realidad
La Luz Divina a mí me guiará
Y en todo momento
El siguiente instante
Para mi, será mejor

Al desear que se haga, se hará
Dios está en mí,
y Yo Soy, Dios

Así Sea..

Está oración va dirigida y es para uso de aquellas personas que tengan problemas, dificultades, sufrimientos.

Para los que mueren y para los que nacen, para los que empiezan o terminan una obra, para los desesperados y para los que son también inmensamente felices.

Para todo el que quiera instaurar en él, la obra del Creador.

Corresponde al nuevo tiempo, y constituye una reafirmación de lo que cada uno es.

Podrá realizarse cuantas veces se quiera y se desee hacer

El solo hecho de llevarla consigo, significará un cambio de trayectoria.

Es para los hombres y para los Seres.

Es un regaló  del cielo, es un regaló del Hermano Mayor 

Enviado por Ernesto García. ¡Muchas gracias!

Aprende a relajarte invocando a los Angeles, con nuestro curso gratis de relajación y meditación con Ángeles.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí