Moda “casual” para la oficina

La ropa de trabajo, sobre todo en lo que se refiere a negocios, ha cambiado mucho. Hoy ya no se requiere obligatoriamente del traje y corbata y hay muchas combinaciones y accesorios que usted puede adoptar sin dejar de estar elegante.
  
  

Decir que la vestimenta
en la oficina ha cambiado en los últimos años es una obviedad. Incluso
consultoras y firmas legales han cambiado sus códigos respecto de la vestimenta
para promover el confort de sus empleados.


Pero, sin embargo, aún
existen muchas confusiones y malentendidos sobre el verdadero significado de
este “business casual”.

¿Significa que
se puede ir a trabajar en bermudas y sandalias, o significa que no es
obligatorio que lleve corbata?

De todos modos, puede
afirmarse que lo que es aceptable en los meses de verano no lo es en el invierno.

Por otro lado, las
implicancias de este “business casual”,
también dependen del tipo de compañía o industria.


A continuación, algunas
sugerencias aceptables para la mayoría de las situaciones (siempre que su
empleador acepte el nuevo concepto, pues es mejor no hacer el intento si su jefe le
sigue exigiendo que vaya de traje y corbata a la oficina).


Trajes


Aún cuando su compañía
haya implementado el “business casual”, se recomienda que usted lleve
traje en los días que usted tenga negocios o reuniones con cliente pre-fijadas.


Pero no hay que
preocuparse, hay maneras de llevar un traje sin parecer que va a una boda. Los
colores de moda para los trajes esta temporada son el gris tradicional, el azul
marino y el negro. Los tonos terrosos como el castaño, el “taupe” y
el verde caqui también están teniendo presencia.


El truco es matizar su
traje llevando un poco de color debajo (en la camisa, por ejemplo), como celeste, índigo, anaranjado,
beige, malva, o incluso púrpura. Esto reaviva el color del traje y le agrega un
toque personal.

Las camisas siempre
puede llevarse con los trajes, pero las remeras tejidas también son una opción
elegante.

Chaquetas
deportivas



En lugar de traje y
corbata, vaya con una chaqueta deportiva o saco sport. Esto agrega clase a
cualquier vestimenta de trabajo y le da un toque deportivo. Usted puede llevar
una camisa o una remera tejida debajo de una chaqueta deportiva. Y, como en el
caso de los trajes, escoja uno de los colores de moda de esta temporada para
agregar interés a su apariencia.

Los sacos sport actuales
tienen solapas más altas y angostas, 3 a 4 botones, y tienen  abotonadura simple.

Opte por las chaquetas
sport de lana. También pueden ser de tweed, bouclé, casimir, nylon, o lana con
cuadros o rayas.

Chombas
y poleras



El secreto está en el
escote. De los cuellos redondos a los cuellos de tortuga, cuellos escote en V y
polo, todas estas opciones pueden llevarse bajo un traje, una chaqueta
deportiva, o solos.

Si su chaqueta deportiva
es de tweed o bouclé, mire los colores o sombras que están entremezcladas en
el tejido, y reálcelos llevando una chomba o camisa en ese tono.


La textura puede ser
lisa o ribeteada. Las telas posibles incluyen merino o lana liviana, casimir, y
algodón, que pueden ser llevados debajo de las chaquetas deportivas.


Camisas


En cuanto a las camisas,
cuanto menos llamativas, mejor. Usted puede optar por una camisa lisa, pero si
no le gustan le sugerimos probar con las rayadas.

Las camisas a cuadros
pueden ser una opción, siempre que los cuadros sean sutiles y poco llamativos.

Mientras trabaja, usted
puede arremangarse, a mitad de camino entre la muñeca y el codo. Sólo asegúrese
de que los puños se mantengan impecables y no se arruguen. Simplemente baje
nuevamente sus mangas si usted tiene una reunión.


Pantalones



Si usted no tiene puesto
un traje, los pantalones de lana, gabardina, o lana con lycra son una opción
excelente para el trabajo. La lana respira, es cómoda, y no se arruga fácilmente.

Los pantalones de lana
son bastante elegantes para el trabajo y pueden llevarse con una chomba o una
camisa.

En los días más
informales, usted puede llevar incluso un par de chinos (solo recuerde que deben
ser más oscuros en otoño e invierno), y pantalones de corderoy, que se ven
grandiosos con una chaqueta deportiva.


Disminuya
las presiones



Si usted no está seguro
sobre lo que significa para su compañía “business casual”, sólo pídale
a su superior que le aclare lo que está y
no está permitido. Usted también puede observar lo que otros están
llevando. Preguntarle a un superior siempre es una buena idea, ya que otros
empleados puede no saber qué es “business casual” y estar de traje
todos los días solo por costumbre.

No tenga miedo de
agregar color a su ropa laboral. Es preferible ser conservador, pero recuerde
que siempre puede llevar puestas camisas a rayas y chaquetas deportivas.

También terminará
economizando si puede llevar la misma ropa para el trabajo y para salir. Cuando
salga del trabajo y quiera sentirse más cómodo en un “after hour”,
mientras bebe un martini en un pub, simplemente quítese el saco y la corbata, y
ya estará listo.

Aprende los secretos de
la etiqueta, el ceremonial y el protocolo
con nuestro curso gratis.
Inscríbete ahora haciendo clic
aquí
.