Mirando la Vida

Instrucciones para la vida
  
  

Dale
a la gente más de lo que esperan y hazlo con gusto.

Memoriza
tu poema favorito.

No
creas en todo lo que escuchas, ni gastes todo lo que tienes ni duermas todo lo
que quieras.

Cuando
digas “te amo”, dilo de verdad…

Cuando
digas “lo siento”, mira a la persona a los ojos.

Cree
en el amor a primera vista.

Jamás
te burles de los sueños de los demás.

Ama
profunda y apasionadamente. Puedes salir herido, pero esa es la única manera de
vivir la vida plenamente.

Frente
a los desacuerdos, pelea limpio. No ofendas.

Habla
lentamente, pero piensa con rapidez.

Cuando
alguien te haga una pregunta que no quieras responder, sonríe y pregúntale:
“¿por qué quieres saber?”

Recuerda
que el mas grande amor y los mayores logros involucran mayores riesgos.

Recuerda
las tres “R’s”: Respeto a ti mismo; Respeto a los demás; Responsabilidad
por todas tus acciones.

No
permitas que una pequeña disputa dañe una gran amistad.

Cuando
te des cuenta que has cometido un error, toma medidas inmediatas para
corregirlo.

Sonríe
cuando respondas el teléfono. Quien llama lo podrá escuchar en tu voz.

Cásate
con alguien a quien le guste conversar. Cuando envejezcan, esta cualidad será
mas importantes que cualquier otra.

Pasa
algún tiempo en soledad.

Abre
tus brazos al cambio, pero no te desprendas de tus valores.

Recuerda
que el silencio es, a veces, la
mejor respuesta.

Lee
mas libros y mira menos TV.

Vive
una vida buena y honorable. Luego, cuando envejezcas y recuerdes el pasado,
veras como la disfrutarás por segunda vez.

Confía
en Dios, pero cierra bien tu auto.

Una
atmósfera amorosa en el hogar, es importante. Haz todo lo posible para crear un
hogar tranquilo y armonioso.

Ante
desacuerdos con tus seres queridos, céntrate en la situación presente.

No
traigas de vuelta el pasado.

Lee
entre líneas.

Comparte
tus conocimientos. Es una manera de lograr la inmortalidad .


gentil con el planeta.

Reza.
Hay un poder inconmensurable en la oración.

Jamás
interrumpas cuando estés siendo halagado.

Ocúpate
de tus propios asuntos.

No
confíes en alguien que no cierre los ojos cuando lo besas.

Una
vez al año, visita algún lugar donde nunca hayas estado.

Si
ganas mucho dinero, disponlo para ayudar a otros mientras estés con vida.

Esa
es la mayor satisfacción que la fortuna te puede dar.

Recuerda
que el no conseguir lo que quieres es, a veces, un golpe de suerte.

Aprende
todas las reglas y luego, rompe algunas.

Recuerda
que la mejor de las relaciones es aquella donde el amor entre dos personas es
mas grande que la necesidad del uno por el otro.

Juzga
tu éxito en la medida de lo que tuviste que renunciar para obtenerlo.

Aborda
el amor y la cocina con un cierto temerario abandono.