Mil y una maneras de dejarlo ir

Un poema clásico, en sus distintas versiones para el hombre y la mujer de hoy en día

Si amas a alguien…

El poema normal dice así…..
“Si amas a alguien, déjalo ir.
Si regresa, es tuyo.
Si no regresa, nunca lo fue”
 
Ahora aquí están estas otras versiones:
 
DEL PESIMISTA:
Si amas a alguien, déjalo ir.
Si, como era de esperarse, no vuelve,
nunca fue tuyo y sinceramente,
Ya te mandó a la mierda!
 
DEL OPTIMISTA:
Si amas a alguien, déjalo ir;
y ni te preocupes que…
¡el muy huevon regresa!
 
DEL DESCONFIADO:
Si amas a alguien, déjalo ir;
y, si por casualidad vuelve,
pregúntale por que volvió,
a donde fue, con quien estuvo,
y por que diablos se tardó tanto.
 
DEL IMPACIENTE:
Si amas a alguien, déjalo ir.
Si no vuelve en las próximas dos horas,
márcale al celular y al bipper, ve a su casa,
pregúntale a todas las personas por él,
habla a los canales de tv y radiodifusoras
para que todo el mundo se ponga a buscarlo.
 
DEL PACIENTE:
Si amas a alguien, déjalo ir.
Si no vuelve, ponte cómodo, mira t.v., sal con otras
personas,
diviértete, y sigue esperando hasta la eternidad,
que algún día regresara el hijueputa!.

DEL JUGUETÓN:
Si amas a alguien; déjalo ir.
Si vuelve y todavía lo amas,
déjalo ir otra vez y otra vez y otra vez; y así hasta
que se mame
 
DEL VENGATIVO:
Si amas a alguien; déjalo ir.
Si vuelve, ahora vete tú, para que sienta el cabrón.

DEL ABOGADO:
Si amas a alguien; déjalo ir,
busca en el Código Civil la parte que habla del
abandono de hogar por parte de un cónyuge.
Si te convienen los términos,
entabla juicio, jódelo y….. mándalo a la mierda

DEL ESTADÍSTICO:
Si amas a alguien; déjalo ir,
si te quiere, las posibilidades de que vuelva son de
n 86.5%.
si no te quiere, tus relaciones caen en el campo de
o improbable,
con un margen de error de 3%.
 
DEL POSESIVO:
Si amas a alguien, no lo dejes ir,
¡no seas tan PENDEJO!
 
DEL PSICOANÁLISIS:
Si amas a alguien, déjalo ir,
Si vuelve, es porque su ego es muy dominante.
Si no se quiere ir, es porque está loco.
 
DEL SONÁMBULO:
Si amas a alguien, déjalo ir,
Si vuelve, es una pesadilla,
Si no vuelve, debes estar soñando.
 
DEL MERCADOLOGO:
Si amas a alguien, déjalo ir,
Si vuelve, es una persona leal a su marca.
Si no vuelve, es hora de hacer análisis de mercado y
un relanzamiento con un nuevo producto.

Enviado por Marcela. ¡ Muchas gracias !