Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Mi mujer engordó de repente

¡Y el responsable no fui yo! Pero cuando lo agarre, ya va a ver…

A esa bella -y flaca mujer- la panza le comenzará a crecer. ¡Y su marido te echará la culpa!: