Meditación: aprendiendo a abrir el espacio del corazón.

Un ejercicio para relajarse y enfrentar los desafíos de la vida cotidiana.

Este ejercicio nos enseña a abrir el espacio del corazón para serenarnos y enfrentar sin angustiarnos las diferentes situaciones que se presentan en la vida cotidiana.

Siéntese relajado y recto, con los pies apoyados en el suelo y los ojos cerrados.

Respire profunda y naturalmente, llevando el flujo de aire hasta el fondo de la pelvis y suéltelo con suavidad.

Relájese.

Deje que los pensamientos, las preocupaciones y las tensiones se desvanezcan.

Deje que la respiración abra un espacio en su interior, a la altura del corazón, donde se pueda ver y sentir lo que esta oculto.

Siga respirando en forma suave y profundamente, dejando que la energía penetre hasta ese lugar.

Sienta la conexión entre este lugar interior y todo lo que lo rodea.

Sienta que a su alrededor se plasma un círculo, y que usted puede recurrir y pedir ayuda a todo lo que aparezca en el interior de este círculo.

Imagine una gran puerta que se abre lentamente delante de usted.

Es una vieja puerta que lo invita a cruzar.

Al cruzar el umbral, unos peldaños gastados descienden y le conducen a un mundo en penumbras que hace surgir asociaciones, recuerdos, imágenes y sentimientos similares a los que aparecen en los sueños.

Debajo y alrededor de nosotros sentimos el flujo de la vida que alimenta y da sentido a todas las cosas.

En este espacio imagine un recipiente apoyado en un costado, sin utilizar.

Enderécelo y colóquelo en el centro del espacio creado en su interior.

Sienta como este recipiente se ensancha, se agranda, se modela y ocupa todo el espacio disponible en su interior.

Comience a colocar dentro del recipiente sus preocupaciones, examinándolas una a una antes de depositarlas en el interior del recipiente.

Sienta como su imaginación adquiere poder.

Ahora comience a regresar.

Despídase del circulo.

Todo lo que ha depositado en el recipiente seguirá allí para que usted pueda volver a examinarlo hasta agotar su interpretación y su evaluación.

Suba los escalones en dirección a la puerta.

Atraviese el umbral de la puerta hacia donde usted se encuentra sentado.

Aunque la puerta se cierre detrás de usted, podrá volver cuantas veces quiera.

Abra los ojos lentamente, y observe y reconozca las cosas que le rodean.

Usted ha aprendido a abrir el espacio del corazón.

Podrá recurrir a esta practica cada vez que lo desee o que las circunstancias así lo requieran.

Si quieres aprender a relajarte, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Visualización, haciendo clic aquí.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal