Maceteros originales para casas grises

Que su casa no tenga un inmenso jardín no es motivo para olvidarse de la belleza de las plantas. Sólo con un poco de imaginación, usted puede convertir su triste ambiente gris en un espacio agradable en el que se pueda contactar con la naturaleza

¿Es de los que pasan semanas mirando catálogos de jardinería e imaginando las semillas que darían luz a las plantas más bonitas? ¿Es un amante de la naturaleza y lamente no tener espacio para llenar su casa de vida vegetal?

No se resigne a comprar una aburrida planta artificial como centro de mesa. Tal vez no ha considerado que otras personas practican la jardinería aunque vivan en un departamento de un ambiente. Usted también puede hacerlo.
 

La jardinería en macetas o canteros, le permite hacer crecer hierbas y vegetales justo detrás de esa puerta corrediza. No hay nada más satisfactorio que salir afuera, agarrar un vistoso tomate maduro, enjuagarlo, y rebanarlo en su ensalada.

Es posible traer el color y la fragancia de la naturaleza a su patio o balcón con unas pocas macetas colgantes bien ubicadas. 
 

Eligiendo los maceteros correctos 

Si está interesado en la jardinería en pequeños espacios, no vaya a comprar macetas de plástico o terracota hasta que no haya realizado una expedición a su ático, sótano o garaje.  

Casi cualquier contenedor puede ser usado para plantar, siempre que tenga agujeros en la parte inferior que sirvan de escape del exceso de agua.  

Si no le es posible taladrar el piso de un contenedor, ponga una capa de guijarros en el fondo y luego ubique las plantas en sus macetas plásticas dentro de dentro del contenedor.

¡Sea creativo! Los baldes viejos y los bidones de agua vacíos, tomarán nuevas personalidades una vez que tengan plantadas las más hermosas y coloridas flores, como, caléndulas o pensamientos.  

Un viejo camión de juguete, estacionado desde hace tiempo en su patio, podría convertirse en un original macetero. Imagine lo divertido que sería ver unas crásulas amarillas y rosas colgando de una bota súper-gastada, o unas violetas mostrando su esplendor en una vieja tetera.  

Incluso, una canasta de Pascuas, forrada de musgo y plantada con perejil, lucirá fresca y brillante todo el verano.         

Al usar canteros de metal, elija plantas que no necesiten del sol vespertino. La luz directa del sol calentará el contenedor y cocinará las raíces.  

La tierra común del jardín puede secarse excesivamente cuando es usada en una maceta. Por eso, utilice la mezcla de tierra y musgo que se vende en los viveros. 

Plantar correctamente 

Cuando vaya a plantar, llene la mitad del cantero con tierra fertilizada, ubique las plantas cada una en su posición, y luego agregue tierra alrededor de las raíces. Riegue bien para asentar la tierra.  

Si está sembrando semillas directamente, llene dos tercios de la maceta con tierra, esparza las semillas en la superficie, cubra ligeramente con tierra fertilizada, y riegue abundantemente.  

En cualquier caso, las tareas de riego se deben efectuar a diario en el verano, haciendo que los nutrientes se disipen rápidamente de la tierra.  

Para combatir esto, es aconsejable utilizar fertilizantes durante otra semana. También es importante estrechar los tallos de las flores marchitas. Esto alienta el nacimiento de floración nueva y ayuda a embellecer las plantas.    

Así que ya sabe, en algún lado de su casa está ese perfecto macetero para enaltecer sus ambientes y mostrar esas hermosas flores de verano y primavera. Sólo es cuestión animarse y dar rienda libre a la imaginación. 

Aprende a cultivar tu propia huerta orgánica.
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Huerta orgánica haciendo clic aquí.