Los verdaderos daños que causan las pulgas en su mascota

La presencia de parásitos en los animales domésticos, debe ser controlada lo antes posible. La incidencia que tienen las pulgas por ejemplo, va más allá de una simple picazón y nada más... está en juego la salud de su mascota.

Las pulgas

Es el parásito más frecuente tanto en el perro como en el gato. Las más comunes de ver son la “ctenocephalides felis felis” en el gato y la "ctenocephalides canis” en el perro. La acción de las pulgas en los animales son más que negativas:

-se alimentan de la sangre del animal

-succionan entre 20 y 150 minutos y aguantan hasta 20 veces su capacidad estomacal.

-dos días después producen huevos (hasta 100 por día) que luego (en 2 semanas) se convertirán en pulgas adultas.

-provocan irritaciones en donde pican (en animales y en humanos)

-producen reacciones alérgicas en cualquier parte del organismo.

-aparición de costras

-alteraciones seborreicas

-caída del pelo.

Además, las pulgas pueden llegar a ser portadoras del parásito llamado “dipylidium caninum” que se ubica en los intestinos luego de que el animal se rasca (con la boca) e ingiere alguna pulga que lleve consigo el gusano. El síntoma característico de esta enfermedad, es la presencia de restos en forma de granos de arroz, en el excremento.

Prevención

Mantener siempre la higiene y utilizar alguno de los modernos métodos recomendados por la mayoría de los especialistas:

Método

Utilización / Fabricación

Collares antipulgas

Se colocan alrededor del cuello del animal, averigüe bien antes de usarlos porque estos collares llevan plaguicidas peligrosos, que se transforman en fuentes de contaminación constante:

Contraindicaciones

Pueden dañar el sistema nervioso de su mascota, ya que el plaguicida se absorbe por el cuerpo hasta que los tejidos exhalan los tóxicos que paralizan los parásitos. Contienen productos químicos como:

– el piperonil (suele dañar el hígado)

-DDVP dicloroves (cancerígeno, nocivo para los nervios y sospechado de causar deformaciones)

-carbaril (durante el tiempo de gestación puede dañar al cachorro).

Aceites esenciales de cítricos caseros

Estos remedios caseros se fabrican introduciendo cáscara (sólo la cáscara) de naranja, limón o pomelo en una batidora eléctrica y una vez trituradas se hierven con un poco de agua a fuego lento. Cuando queda la pasta, una vez enfriada, se pasa por la piel de su mascota.

Levadura de Cerveza y Ajo

Se agrega a la comida del animal. Funciona por transpiración (la piel emana un olor especial que ahuyenta a las pulgas).