Los padres debemos estar siempre “al pie del cañón”

Un reportaje realizado en nuestro País, nos habla de un 73% de jóvenes con problemas de drogas y delincuencia, y todo esto basado en la desintegración familiar, Y todos los padres nos preguntamos ¿es tan difícil ser padres?

Pero yo creo mas que todo es la falta de comunicación con los hijos y con la pareja porque día a día se pierden mas hogares. Y en esa pérdida esta  el problema más grave de los hijos, no hay  los pilares que sostienen el hogar el hogar esta basada en dos pilares cualquiera que falle se puede destruir.

Algo que podemos hacer los padres para tratar de que nuestros hijos nos tengan confianza y podamos hablar de todas sus dudas sus miedos podrimos tratar con esto: 

Los padres deben estar siempre “al pie del cañón” con los hijos, prepararse para responder a sus inquietudes, o para prodigarles algún consejo. Ser padre comienza con la concepción y nacimiento del niño, pero es una tarea que nunca termina.

¿Hay que prepararse para ser papás?

Cuanto mayor sea la preparación de los padres, el éxito en la educación de los hijos será mayor.
“La falta de formación no se suple con nada, ni con un gran corazón, ni con talento, ni con planes de conquista.
Y mucho menos pensar en poder cumplir la misión sin antes haberse esforzado valientemente por adquirir esa preparación” dice un experto formador y gran pedagogo.

¿Cómo prepararse?

Pues echando mano de todo lo que se tenga al alcance: conferencias, revistas, periódicos, libros, programas especializados y un sinfín de opciones que las escuelas y nuestra misma sociedad nos ofrece

Opciones que las escuelas y nuestra misma sociedad nos ofrece.

No existe quién pueda afirmar con certeza cuando un hijo ya está maduro y listo para enfrentarse solo al mundo.

Aún cuando ya sean profesionistas o estén casados, los hijos algunas veces necesitan del consejo de los padres.

De ahí la gran importancia de prepararnos y actualizarnos constantemente.

La misión de ser padre necesita de una actitud, como decían nuestros abuelos, de estar “al pie del cañón” siempre e incondicionalmente, atentos y dispuestos a no dejar pasar ninguna oportunidad que nos ayude en esta difícil labor.

¿Qué tal va el ejemplo?

Primero hay que “hacer” para luego “predicar”.
El adolescente es idealista por naturaleza, puede confundirse y hasta rebelarse cuando alguien que él respeta lo defrauda con un comportamiento u opinión incongruente.
Esto no debe ser motivo de preocupación, los padres no somos  perfectos, el adolescente lo sabe y además tiene una gran capacidad de comprensión, siempre y cuando los adultos sean capaces de aceptar sus errores, disculparse y tratar de llegar junto con él a un acuerdo, con esto incluso se gana respeto.

Conocer cómo piensan aunque nos dé mucho miedo sus pensamientos tanto en sexo como en temas difíciles sea cualquiera.

Darse tiempo para conocer lo que piensan los hijos, es un punto clave y usualmente olvidado.
El criterio y la moral de un niño o joven están en pleno desarrollo o formación y así como los padres se interesan en dar información sobre ciertos principios y valores, también conviene asegurar su asimilación.

Es necesario intuir, sondear por medio del diálogo su manera de pensar acerca de aspectos vitales, humanos, morales, familiares, que se ha tratado de trasmitirles.

El medio ambiente (amistades, medios de comunicación, corrientes ideológicas), puede deteriorar e incluso cambiar los valores que los padres han trasmitido a sus hijos.

Si se busca conocerlos, orientarlos, es importante escucharlos expresar libremente sus dudas y opiniones. Darles la seguridad de que existe interés y respeto, con palabras pero sobre todo en la práctica.

Una forma de comenzar puede ser conocer qué opinan de la noticia del día o de lo que le pasó a un amigo, del programa de televisión o la película de moda, o bien preguntarles sencillamente lo que piensan o lo que harían ante una situación determinada.

Si su respuesta muestra que su criterio es fiel al valor transmitido y se le reconoce, se logrará reafirmarle.

Si no lo es, será momento para tratar de llevarlo (sin imposiciones) a una reflexión basada en una buena información que lo encamine a descubrir la verdad.

No es sólo venderles la idea sino, que sea su propia idea, así la seguirán con mayor fidelidad. Y los más importante el amor si el amor, abrazarlos a mí me gusto mucho una frase de que me tocó escuchar en una conferencia del Dr. Lozano al referirse al amor de los hijos y es:

ABRACEN A SUS HIJOS, BÉSENLOS. EN UNA PALABRA, ATOSIGUELOS. Y CON UNA ALEGRIA EN SU CARA DIJO: SI MIS PADRES NO ME HUBIESEN ATOSIGADO NO ESTARIA PARADO AQUÍ FRENTE A USTEDES.

EL ATOSIGAR A UN HIJO ES DARLE ARMAS PARA NO TEMER A NADA: “ CON AMOR TODO SE PUEDE.”

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal