Los orígenes de la numerología

Conozca cómo surgió y se desarrolló la “ciencia de los números” y las teorías sobre su relación con la personalidad y el destino.

Los fundamentos de la numerología fueron establecidos por Pitágoras, nacido entre los años 600 y 590 a.c. y que los obtuvo de la sabiduría proveniente de los antiguos egipcios.

La escuela fundada por Pitágoras, era de extremo rigor en cuanto al recibimiento de sus discípulos, a los que se les exigía como primera medida de seriedad y deseo de saber, el pasar por lo menos dos años en contemplación y absoluto silencio, siendo la ley primordial compartir todo en común y llevar una vida sana y vegetariana.

Se les enseñaba la doctrina de la transmigración de las almas, y el conocimiento se impartía en forma secreta y estaba en relación a la capacidad de aprendizaje del alumno.

La ciencia de los números se basa en el nombre y el cosmos, están sujetos a una ley matemática de vibraciones y ciclos.

Veamos algunos ejemplos:
Hay un dicho de origen bíblico que dice “siete años de vacas flacas y siete años de vacas gordas”.
Y el número 7 posee una gran concordancia con los ciclos humanos:
– La mujer tiene cada mes un periodo de 14 días (dos veces siete) en que puede ser fecundada, y otro periodo semejante en que resulta más estéril
– Hasta después de 7 horas de haber nacido, no se sabe si el niño vivirá
– A los 7 días de nacido se le cae el cordón umbilical
– A los 14 días (dos veces 7) los ojos del bebé ya pueden seguir la luz.
– A los 21 días (tres veces 7) vuelve la cabeza.
– Por lo general a los 7 meses le salen los primeros dientes.
– A los 7 años nacen los segundos dientes.
– A los 14 años (dos veces 7) comienza la actividad sexual.
– A los 21años (tres siete) se completo la formación del físico.
– A los 28 años (cuatro veces 7) comienza a prevalecer el desarrollo espiritual.
– A los 35 años (cinco veces 7) se llega al máximo de la fuerza y actividad.

Esto sirve como fundamento a la Kabala para sostener que el número 7 representa la  Ley divina que rige el universo, pues Dios creó el mundo en 7 días y por eso tendremos que reconocer a este numero un poder mágico y especial. 

No es coincidencia que  sean 7 los días de la semana, ni tampoco que se identificara el cielo con 7 planetas mayores.

Esto es un breve panorama, para aproximarse a la importancia de los números en la vida del ser humano.

Para saber algo sobre uno mismo, se utilizan el nombre y apellido completo materno y paterno y la fecha de nacimiento, pues de esta manera se puede trabajar con la vibración de las personas que nos engendraron.

Al mismo tiempo, se pueden utilizar esos nombres y las cartas del tarot para saber lo que nos va a pasar mes a mes.

En otra oportunidad, seguiremos dando mas detalles de esta ciencia.
Que estés con mucha luz en tu vida……….