Los labios perfectos

¿Labios cortados, con grietas? ¿Resecados? Un problema frecuente, molesto, pero solucionable. A través de tratamientos con dietas, cremas y protectores labiales, puede mejorar. El asunto es... “¿cuál de todos los métodos me conviene?”

Los peores enemigos para los labios son:

-el frío
-el viento
-la lluvia
-el calor

Un antídoto:

-la hidratación. Un error común, es creer que sólo se deben proteger los labios en condiciones clásicas como cuando se toma sol, o hace mucho frío o se va a esquiar. Los labios son sensibles a todos los climas, incluso durante el transitar cotidiano en la vía pública, yendo a trabajar, a correr, a pasear, etc. 

Error numero dos

Cuando usted siente que sus labios están resecos y trata de estirar la piel de la zona, muchas veces inconscientemente, o los moja con la lengua: el resultado será indefectiblemente el agrietamiento de la zona. 

Una solución

La combinación de la Vitamina C con la Vitamina E, es ideal para mantener sus labios suaves y blandos. 

Los protectores labiales son una gran solución, pero no necesariamente tienen que comprarse en farmacias o perfumerías. A continuación algunas recetas efectivas: 

En caso de labios con grietas

La receta de aceite de almendras es muy recomendable. Se funden 3 cucharadas de cera virgen rallada a baño Maria y en medio de la remoción, se agregan 3 cucharadas de aceites de almendras. Luego dejar enfriar en un recipiente resistente. 

En el caso de labios resecos

Se derrite media cucharadita de manteca de cacao a baño Maria y se agregan enseguida, 1 cucharada de aceite de coco y media de aceite de calabaza. Se revuelve bien y aún caliente, se vierte en un recipiente resistente. 

Una vez preparada cualquiera de las mezclas, sólo queda aplicarlas con cuidado. Primero, tomar con la yema de los dedos la mezcla y pasarla por la comisura de los labios en forma circular para luego extenderse al resto de la zona. 

Es importante no arrastrar la crema por el labio sino dar suaves aplicaciones perpendiculares. No es necesario ver que la preparación sea absorbida de inmediato. 

A la noche deberá aplicar una capa gruesa en toda la superficie del labio y dejarla actuar durante 20 minutos, para luego retirar con un algodón o hisopo (dejar la parte cremosa que quede). Repetir una o dos veces por semana.

Y si quieres aprender a resaltar tu belleza, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Maquillaje, haciendo clic aquí