Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Los hombres también cuidan su rostro

Los hombres no necesitan ser “metrosexuales” para desear tener un rostro bello y suave. Estos consejos te ayudarán a lograr el rostro que deseas.
  
  

Las bajas
temperaturas, la calefacción eléctrica, la falta de humedad y los rayos
ultravioletas, sin contar con los contaminantes en el aire y el efecto del
viento, son factores que castigan su rostro a lo largo del día, volviéndolo
seco y escamoso.

Hombres y mujeres
pueden humectar su rostro diariamente para hidratarlo, regenerar las células de
la piel, curar y prevenir los efectos dañinos provocados por fuerzas externas y
condiciones climáticas. Evitar arrugas prematuras y, en los casos más extremos,
cáncer de piel.

No siempre es una
tarea simple elegir el mejor humectante para su piel. Puede comenzar probando
con un par de cremas distintas, hasta encontrar el producto que, adecuándose a
su tipo de piel, logre el mejor resultado.

Las cremas de
mejores resultados son aquellas con mayor concentración y textura, lo cual también
significa que serán un poco más grasosas y más difíciles de aplicar que el
resto. Sin embargo, han habido progresos y hoy existen cremas no grasas que se
aplican fácilmente y que dan resultados más que satisfactorios, pero que
también son más costosas.

Los ingredientes que
tu piel
necesita

Una buena crema
facial será rica en ácidos grasos y aceites, vitaminas y minerales, nutrientes,
extractos vegetales y antioxidantes. Éstos últimos ayudan a prevenir los daños
que pueden ocasionar factores como el sol y los contaminantes.  

La glicerina se utiliza para humectar la
piel porque parece atraer y retener la cantidad justa de agua para el balance
que ésta necesita.

La silicona es una agente usado en algunas
cremas y lociones. Su mayor virtud consiste en otorgar una protección más
duradera, pero no es conveniente utilizar aquellas cremas que contengan gran
cantidad de silicona, ya que pueden hacer que su piel luzca demasiado grasosa.

El té verde es otro elemento importante
por contener una cantidad considerable de antioxidantes y junto con el extracto de vid, se han vuelto muy
populares entre los cosmetólogos.

Las Omegas son ácidos grasos que ayudan a
mantener su piel humectada a niveles óptimos, combatiendo el paso del tiempo y
logrando que su piel luzca siempre joven y saludable.

El aloe vera es uno de los más polulares,
pero existen cerca de 240 tipos de aloe, aunque sólo cuatro de estos tipos son
reconocidos por su valor nutritivo. Aloe le brinda a su piel los nutrientes
esenciales y minerales, aminoácidos y vitaminas. Este agente humectante ayuda a
regenerar y curar la piel.

El extracto de
zanahoria es rico en vitaminas A, B1, B2, B3, C, y E, ingredientes esenciales
para la salud de su piel. Posee, además, carotenos, aceites livianos, azúcar y
otras sustancias que previenen la pérdida de humectación.


Otros ingredientes
que puede utilizar son el extracto de girasol, aceite de ciruela, aceite de
coco, manteca de cacao, aceite de arroz, aceite de eucalipto y muchos más. De
todas formas, antes de recurrir a estos ingredientes, consulte con su
dermatólogo. 

Lo que
debes evitar

Como regla
general, evite cualquier crema que contenga aceite minerales (a base de
petróleo) porque estas pueden dejar una película grasosa sobre su piel y sus
poros pueden quedar obstruidos. También debe evitar productos que contengan
alcohol y formaldehído porque estos, en lugar de humectar, secarán su piel.

Siempre debe
visitar a su dermatólogo cuando tenga una duda, más si usted se sabe alérgica o
de piel sensible. Por ejemplo, las cremas que contienen lanolina pueden causar
alergias.

Durante el
invierno debe reducir el uso de las cremas limpiadoras al mínimo (una vez a la
semana como máximo) porque éstas pueden extraer la humedad de su piel. Si
intenta mantener una piel seca durante el invierno, lo mejor que puede hacer es
reducir el tiempo que se mantiene debajo de la ducha y usar el agua tibia (no
caliente).

Evite la cremas que incorporan alguna esencia
porque suelen contener una gran cantidad de conservantes, químicos para decirlo
de alguna manera, y esto puede ser perjudicial para su piel. Ejemplos de
conservantes son el propilenglicol,
parabenos, y benzoato de sodio.

Para los mejores
resultados elija los humectantes que sean no comedogénicos, aprobados por los
dermatólogos, sin fragancias ni esencia y sin conservantes.
 

Pasos a seguir

Una vez , que se ha lavado la cara, séquesela
bien con una toalla. Póngase crema en la frente, en la mejillas, en la pera y
en el cuello y comience a extenderla con movimientos circulares, comenzando por
el círculo más externo hacia el centro. Debe asegurarse de que su piel absorba
hasta el último indicio de sustancia.

Lo ideal es hacer esto de noche, pero para ser
realistas no siempre tenemos el tiempo y las ganas de hacerlo en ese momento.
De modo que diremos que con que humecte su rostro una ve al día (es preferible
que sea cuando sale de la ducha) es suficiente para mantener su piel y su
rostro saludables.

También es recomendable el uso de cremas
faciales que tengan algún tipo de protección contra los rayos ultravioletas.
Por ejemplo, un humectante que tenga un nivel 15 de protección será suficiente
para que su piel no se arrugue antes de lo debido.
Incluso es recomendable durante el invierno y los días nublados, ya que la
intensidad de los rayos ultravioletas casi no disminuye en estos momentos.

También tenga en cuenta que una dieta balanceada y beber una gran cantidad de
agua es tan importante para la humectación de su piel como todo lo referido en
las líneas anteriores.