Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Lo que no hay que usar para ir al gimnasio

masmusculo
Cuando uno está decidido a mejorar su físico y su apariencia, debe tener en cuenta llevar la vestimenta adecuada…
  

  

Lo que no hay que usar para ir al gimnasioEl
gimnasio es un lugar donde uno trata de exhibir o alcanzar su mejor imagen y
apariencia,
y donde se suele analizar de qué modo se presentan los demás, aún
sabiendo aquello de que “las comparaciones son odiosas”.

No es un dato menor que el gimnasio se comparte con otras personas a quienes uno
puede querer agradar, aún sin intenciones ulteriores.

La
imagen que mostramos dice mucho de nosotros, y si los colores o la ropa
elegida es incorrecta para el lugar, estará diciendo cosas que nunca diríamos
verbalmente.

No se trata sólo de una cuestión de moda y no hace falta lucir las
mejores marcas para vestirse correctamente, sólo tener en cuenta que hay que
usar las prendas adecuadas para la actividad y que combinen. El resto dará un
toque personal que lo definirá posteriormente cada persona.

Unos podrán
interesarse más por la moda y las grandes marcas, otros por tener un buen diseño
sin importarles quién lo haya hecho, y otros por verse cómodos y discretos. Lo
importante es no llamar la atención como “inapropiados” para la ocasión.

Algunos
consejos de moda básicos para cualquier gimnasio

Es más
fácil hablar de lo que no se debe llevar al gimnasio, para que luego cada uno
decida lo que sí va a llevar.

Uno
de los errores más comunes se da al elegir el calzado. No son
todos iguales, y deben excluirse aquellos diseñados para otras ocasiones, como
botas, botas de lluvia, zapatos de trabajo, o de salir.

Deben ser zapatillas
para deporte, no se trata de una cuestión sólo de concordancia o moda, sino
para realizar un entrenamiento más cómodo y eficaz.

Además, los zapatos que
no suelen estar diseñados para el ejercicio, pueden romperse fácilmente al
estar preparados con otro formato.

Otra característica del
calzado deportivo es
que canaliza la transpiración natural del ejercicio de forma adecuada, sin arruinar el
calzado. Por otra parte, su limpieza, es más sencilla, teniendo en cuenta que
requerirá de un mantenimiento más cotidiano.

Una buena opción son las
zapatillas para correr, y sólo es necesario ser discretos en el momento de
elegir los colores, de manera de lograr que combinen con el resto de la ropa.

www.enplenitud.com/gimnasia-sin-gimnasio.html

Otra
opción es la de las zapatillas con velcro. Estuvieron en boga unos años
atrás, y luego fueron dejadas de lado. Pero en la actualidad, están volviendo
a ser incorporadas en los últimos diseños de zapatos de lona.

Eso
sí, en lo que se refiere al diseño puede ser que tengan un estilo más moderno
las que no tienen velcro o que tienen velcro con un diseño especial, pero las de
velcro común suelen ser -además de cómodos- más accesibles en el precio.

Otra opción que se está imponiendo en los últimos tiempos es la del calzado con
suela de goma, completamente cerrado (sin cordones) y elastizado en la abertura
por la que se mete el pie.

Otras
prendas que se suelen usar en los gimnasios son las calzas de lycra. Pero si no
tienes el cuerpo adecuado para usarlas, no te quedarán bien esos pantalones tan
ajustados.

Probablemente puedas llamar más la atención utilizando un pantalón
corto de gimnasia, de colores correctos, que vistiendo una de esas calzas para
los que no estás preparado y no son necesarias. Son cómodos, y si son
de un solo color, se adaptarán a cualquier cintura y calzado deportivo.

Un gran error que suelen cometer los hombres en el gimnasio es usar remeras o
sudaderas blancas con manchas de transpiración en las axilas, “recuerdo” de
pasos anteriores por el gimnasio.

Las manchas amarillentas también pueden ser producidas, a lo largo del tiempo,
por los desodorantes, aún cuando la prenda esté completamente limpia. Como ser
no es lo mismo que parecer, si las manchas no salen será cuestión de comprarse
otra remera.

Otro
error es usar “tops” muy ajustados. Pero
si uno no tiene un cuerpo estilizado, llamará la atención rápidamente por lo
ridículo, más que por lo interesante y moderno.

Una
vez que haya tenido en cuenta todos estos aspectos, póngase su vestimenta para
entrenar y vaya al gimnasio. Verá que lucirá una buena imagen.

Si quieres conocer las dietas que
realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro
gratis
Adelgacemos con salud-Las dietas que
funcionan
, haciendo clic
aquí
.