Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Lo que hay que saber antes de llevar una mascota a casa

¿Está pensando en una mascota? Le mostramos lo que debe tomar en cuenta para tomar la mejor decisión

No sólo el perro, sino todo los animales domésticos, pueden ser verdaderamente los mejores amigos del hombre… y también de la mujer y los niños, pues pueden proporcionar compañerismo, alegría, amor incondicional, seguridad, y, en más de una oportunidad, una gran ayuda. Estas son, probablemente, algunas de las razones por las qué podría estar pensando en incorporar uno a su hogar.

De hecho, los animales son muy divertidos para hacernos compañía todos los días, y nos hacen sentir muy bien. Incluso, su experiencia pasada de tener un animal doméstico puede haber sido realmente muy agradable, sobre todo en el trato con sus hijos.

Pero esto no significa que todo este garantizado, pues como con todo, siempre existen elecciones incorrectas que podrían ser muy contrarias para sus objetivos, si no son tomadas con responsabilidad y frialdad.

Por eso, para asegurarse de que la idea de traer un nuevo animal no devendrá en una triste desilusión, podrá comenzar contestando algunas preguntas y reuniendo una sencilla información y sugerencias, lo cual será un proceso que no tomará mucho tiempo, y podrá ser además muy educativo y divertido, especialmente para sus hijos.

En este sentido, debe saber que una mascota llegará a ser su responsabilidad diaria, por lo que es fundamental hacer una selección adecuada, basada en una buena información.

Para esto, no permita que las graciosas morisquetas del primer cachorrito, gatito, o pájaro que vea, ni así tampoco su raza o estatus, lo encamine a aceptar una responsabilidad para la cual usted y su familia no están preparados.

Seguramente, habrá leído o escuchado que se cuentan por cientos de miles los animales domésticos nacidos de embarazos no deseados, o bien adquiridos sin planificación, que tienen que ser sacrificados cada año.

Sucede que las mascotas adquiridas por impulsos, como regalos para los niños (como si fueran juguetes), o como un obsequio durante las vacaciones, en más de una oportunidad terminan con este triste final. Estos animales también pertenecieron alguna vez a gente que parecía amarlos, pero que sin embargo cambió de opinión y terminó siendo su peor enemigo.

Elegir una mascota debe ser un proyecto familiar en donde todos se hagan responsables, sientan el compromiso, necesiten de su afecto, y consideren posibles temores, necesidades, e historial médico particular del animal.

Los miembros de la familia deben decidir en conjunto qué clase de animal quieren, la cantidad de tiempo que cada uno de ellos podrá dedicarle, y la cantidad de responsabilidad que cada persona está dispuesta a asumir. Sea práctico y realista. Las promesas de algunos miembros de la familia, especialmente los niños, en más de una oportunidad no pueden ser cumplidas.

El objetivo deberá ser identificar cuál es el mejor animal o animales para su espacio, estilo de vida, y presupuesto propio. Para esto, deberá tomarse un pequeño tiempo, juntar a su familia, y evaluar juntos, los siguientes aspectos.

a. Actividades que disfruta la familia

Usted y su familia deben discutir las razones por las que quieren un animal como compañía, y lo que esperan que ese animal haga con y para ustedes. La mayoría de las personas tienen mascotas como compañeros, mientras que otros disfrutan de exhibirlos, criarlos, hacer deportes con ellos (como la caza), u otras razones.

Lo importante, será que se pregunte a sí mismo si el animal que tiene en vista tiene el temperamento y los atributos físicos como para tomar parte en sus actividades al aire libre (excursionismo, caza, o acampando) o para los pasatiempos de su casa, dependiendo sus objetivos.

Si sus actividades de ocio se realizan lejos de su hogar, también sería importante que se pregunte quién cuidará de su animal durante sus ausencias. Infórmese acerca de los temperamentos y las necesidades de las diferentes razas, e identifique aquellos que mejor van con su estilo de vida.

b. El espacio disponible para el animal

Los perros activos generalmente necesitarán más espacio y ejercicio diario en comparación con los perros más viejos o sedentarios, aunque algunas mascotas puede tener suficiente ejercicio dentro de los límites de una casa o departamento.

Por su propia seguridad, los perros y los gatos no deben tener el permiso de correr incontrolablemente, para lo cual será útil tener una correa de paseo y ejercitarlos en un área definida. La mayoría de los animales se mantienen mejor dentro de una cucha adecuada cuando sus dueños se van.

Los gatos, pájaros, y los pequeños mamíferos se pueden adaptar a cualquier tamaño de espacio.

Continúa en la página siguiente…