Lo mejor para sus inversiones es diversificar

Ante las crisis de todo tipo y los bajos rendimientos, hay una sola respuesta para proteger sus inversiones: la diversificación

Desplomes de las bolsas. Economías débiles. Atentados terroristas en las principales capitales bursátiles. Guerras en Medio Oriente. Etc. En los dos últimos años todo esto contribuyó para que el panorama fuera desconcertante y duro para cualquier inversionista del Mundo.


Pero a su vez dejó una gran lección esta crisis global: es que el mejor activo en su cartera definitivamente es la diversificación, no sólo entre diferentes opciones con variados tipos de riesgo y plazos, sino entre regiones del mundo con volatilidades distintas.

Estos problemas se acrecentaron aún más en Latinoamérica debido a la cesación de pagos de la Argentina, la incertidumbre electoral en Brasil y los problemas políticos en Venezuela y Colombia. Si, por ejemplo, usted invirtió US$ 10.000 en septiembre de 1992, en empresas de América Latina hoy tendría una cartera fuertemente devaluada o con un retorno muy pobre, siempre dependiendo del comportamiento de los principales índices de acciones de cada país.


También en muchos casos el desplome en el valor de los activos ha sido generalizado en otros sectores como los bienes raíces (salvo en Estados Unidos, donde las propiedades siguen en auge) y sólo se ha conseguido proteger el capital de la inflación con opciones de renta fija en monedas locales y en dólares.


Por eso siempre lo mejor es diversificar en diferentes regiones del mundo. Tener una parte en dólares es una buena estrategia y es muy efectiva a largo plazo, debido a que las monedas latinoamericanas han tenido una tendencia marcada a la depreciación.


Los expertos recomiendan balancear la cartera y no perder de vista que las inversiones en acciones internacionales son las que deben ofrecer el mejor rendimiento a largo plazo.

También recomiendan que las carteras con inversiones latinoamericanas se concentren en bonos y efectivo para los que quieran preservar el valor de su capital sin asumir mayores riesgos.

Y siempre sin olvidar que las acciones deben tener al menos un 10% de la cartera.


Otro tipo de activo que también está creciendo es el de los fondos de cobertura, ya que la gente quiere buscar opciones que no estén relacionadas con los mercados y permitan disminuir el riesgo de sus carteras. Pero se debe tener en cuenta que este tipo de inversiones son menos líquidas y menos transparentes. Estos fondos de cobertura son sólo para los inversionistas con grandes patrimonios.

Para aprender a invertir en forma segura, descargue ahora nuestro libro gratis Todo sobre la Bolsa, haciendo clic aquí.