Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Llevando la pirámide nutricional a la práctica: el desayuno

comidasbanner_hollywood2_336x280
Muchas veces comemos mal por desconocimiento. Para que eso no ocurra, aquí le brindamos una guía nutricional para que sepa cómo planificar sus comidas diarias.
  
  


Un
buen desayuno tiene por lo menos tres de los cinco grupos de comida.

El
desayuno es la comida más importante del día.

El
desayuno puede hacerle empezar el día de buena manera. Usted se reaprovisiona
de combustible para encarar las actividades diarias. Ayuda a despertarse y a
sentirse mejor a lo largo de todo el día. Puede ayudarle incluso a
controlar su
peso.

Muchas
personas encuentran que tienen más hambre en el desayuno que en cualquier otro
momento del día. El problema que tienen más a menudo es con la calidad más
que con la cantidad de lo que comen. Para tener un desayuno saludable, no
necesita preparar tostadas con mermelada o dulce de leche, manteca, medialunas y
medio litro de café.

Hay
muchas opciones nutritivas para el desayuno y que son fáciles de preparar.
Simplemente porque no diga en la etiqueta "comida para el desayuno",
no significa que no pueda comerla.

Hay
maneras de ahorrar tiempo y dinero en la preparación de la comida. Una buena
opción son los cereales, pero la mayoría de los cereales instantáneos son más
caros que los que usted cocina.

Compre cereales instantáneos sin agregados de
chocolate o colorantes varios (es
decir, compre los que no elegirían sus hijos o nietos) o, si los consigue, los
que vienen en una bolsa plástica en vez de los de caja. Ciérrelos
cuidadosamente para impedir que les entre humedad.

También podría poner el
cereal en un frasco de vidrio con una tapa bien cerrada para que se mantengan a
salvo de los bichos.

Cocine una mezcla de sus cereales de grano entero favoritos
para tener para servir durante varios días. Cuando se enfríen, cúbralos herméticamente
y guárdelos en un refrigerador.

Caliente en el microondas sólo los que va a
necesitar cada día. Para una porción, sírvalos con yogur de bajo contenido
graso, frutas cortadas, leche, y azúcar.

El
desayuno rápido y fácil

Aquí
hay algunas ideas para un desayuno que se acomode a sus necesidades de tiempo y
energía.

  1. Envuelva
    granola, queso, y un pedazo de fruta para comer cuando vaya trabajar. Coma
    galletitas con bajo contenido graso o sin sal (si así lo necesitara) en un
    tazón con fruta y yogur.

  2. Tome
    sopa caliente. Acompáñela con leche y galletitas.

  3. Unte
    mermelada en galletitas como las mencionadas, con rebanadas de banana y
    pasas de uva.

  4. Coma
    cereales instantáneos cubiertos con fruta fresca o de lata y un vaso de
    leche.

  5. También
    puede probar fideos con queso u otras pastas, pizza de vegetales o jugo de
    fruta, y un vaso de leche descremada. Según el tiempo de que disponga, lo más
    practico puede ser animarse con los restos de la cena.

  6. Otra
    posibilidad es el queso cottage con fruta, y barras de cereal (como granola
    o muesli), o pan con queso crema de bajo contenido graso, o con una porción
    de mermelada.

Todo
comienza con los cereales. Ésta es la base de la pirámide nutricional para el
desayuno. El resto, es una cuestión de hábito.

Y si quieres aprender los secretos para vivir más y mejor a través de la
comida, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de
Nutrición saludable
, haciendo clic
aquí
.

Aporte
nutricional:


Una barra de muesli de 25 g aporta en términos aproximados (puede variar según
las marcas):

Proteínas:
1,7 g

Lípidos:4,6
g

Hidratos
de carbono: 15,7 g

Calorías:
111 kcal

Una
porción individual de cereal de harina de trigo (30 g o ¾ de taza) aporta en términos
aproximados (puede variar según las marcas) (entre paréntesis, el aporte si se
le agrega 120 ml de leche descremada):

Calorías:
115 kcal (155 kcal)

Proteínas:
2 g (6 g)

Lípidos:
1 g (1 g)

Hidratos
de carbono: 24 g (30 g)

Alrededor
de 25% de los requerimientos totales diarios de vitaminas y minerales