Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Las verdaderas claves para una vida en plenitud

Según se desprende de un largo estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses, los factores que propician una buena calidad de vida en la madurez son bastante diferentes a lo que se cree. Aquí, los resultados de esta investigación
  
  

Para
una madurez exitosa, es muy importante aprenden a quererse bien y a enfrentar
los conflictos. De hecho, especialistas médicos que realizaron un estudio en
personas a partir de la mediana edad (Harvard
Study of Adult Development)
, afirman que estas son los dos asuntos
centrales para vivir una madurez satisfactoria, incluso más importante que la
clase social, la educación recibida, o el dinero.

Antiguamente,
las recetas para una vida gratificante se limitaban solo a comer vegetales,
hacer ejercicio y no fumar, pero hoy en día, en pleno siglo veintiuno, los
especialistas prestan una mayor atención a las cuestiones del desarrollo psicológico
a través de la vida, para lograr el objetivo de llegar a una vida exitosa, sana
y agradable incluso en la adultez mayor.

Para
estas sugerencias, se realizaron muchas investigaciones científicas sobre
desarrollo adulto, estudiando a personas a través del curso entero de su vida,
por más de medio siglo. El proyecto comenzó en 1938 como un solo estudio, por
entonces conocido como Grant Study, sobre 268 graduados sanos de Harvard nacidos
alrededor de 1920, para luego agregar, con el fin de efectuar una comparación,
un segundo grupo de 456 hombres del interior de la ciudad, nacidos entre 1925 y
1932, y una tercera muestra de 90 mujeres intelectualmente talentosas
provenientes de California, nacida entre 1908 y 1914.

Así,
estos científicos estadounidenses examinaron también el desarrollo psicológico
entre los 20 y 80 años, y ofrecieron sus sugerencias para una vida adulta sana
y satisfactoria.

Cierto
es que lo que los investigadores aprendieron luego de 35 años de estudio, tiene
muchas aristas difíciles de describir en un solo párrafo, pues se realizaron
muchos diferentes descubrimientos, pero de todos modos pasaremos a resumir su
conclusiones.

Las claves para una buena
madurez

Según
estos expertos, para comenzar, tres son los ingredientes obvios de una vida
larga y sana, los cuales serían, de forma conjunta, no beber, no fumar, y no
engordar demasiado. Sin embargo, esto no alcanza para asegurar un sano
envejecimiento.

De
hecho, casi todo tiene que ver con la actitud. Una persona que es capaz de
manejar sus conflictos de una manera madura, es decir tratar efectivamente con
los golpes de la vida, ser capaces de disfrutar de la compañía de otras
personas en su vida, y permitirse a sí mismas ser enriquecidas por sus
relaciones con otros, es más probable que crezcan y envejezcan bien. Estos son
la mayoría de los asuntos centrales de la vida, más que la clase social, la
educación, o el dinero.

Por
esto mismo, es muy importante que las personas tengan un alto grado del control
sobre sus vidas adultas, pues no es el envejecimiento lo que las debilita, sino,
en todo caso, su falta de control. Y aunque muchos crean que la vida es
terriblemente aleatoria, se debe saber que es posible manejarla en algún grado.

Casados con la vida

A
pesar de que las mujeres jugaron un papel limitado en el estudio, los
investigadores afirman que encontraron en ambos género los mismos factores 
que podrían llevar a una madurez exitosa.

Uno
de las cosas más sorprendentes, es que un buen matrimonio o relación a largo
plazo es, a los 50 años, un buen indicador de que se podrá envejecer bien a
los 80, mientras que los niveles bajos de colesterol a la edad de los 50 años,
no lo es. La importancia de un buen matrimonio para un buen envejecimiento,
entonces, demostró ser clave.

Según
agregaron los expertos, cuando se tiene una niñez mala, se puede predecir que
habrá problemas en la edad adulta temprana, pero, igualmente el cambio más
grande que permite un verdadero salto cualitativo del desastre a la dicha
proviene de una buena vida de pareja, por lo que esta es la llave más sencilla
para envejecer bien.

Por
supuesto, los expertos tienen algunas teorías en cuanto a por qué que el
casamiento es tan bueno. Según señalan, si se piensa acerca de lo que lleva a
tener una buena interacción con una compañía en convivencia, se puede ver que
es clave el confort y la cooperación, lo cual es un delicado acto de preservar
la intimidad sin perder las fronteras.

Así,
se está conectado y apoyado, pero también se puede ser independiente. Por
cierto, eso toma realmente mucho equilibrio, pero esa clase de sinergia creativa
es terriblemente importante.

Continúa en la página siguiente

El amor,
un componente clave