Las tres opciones para teñir el cabello

Una vez que se haya decidido a ocultar sus canas, o simplemente a renovar su look, tendrá que optar entre tres tipos de tinturas disponibles en el mercado. Aquí, sus pros y sus contras
  
  

Para algunas, serán sus
ganas de renovar su look. Para otras simplemente un deseo de aclarar el
cabello, o cambia el color natural del mismo. Y para otras, seguramente las más
adultas, una búsqueda por cubrir las cada vez más incipientes canas.

 Pero sea cual sea el
objetivo por el que se desee cambiar el color del cabello, toda mujer debe saber
que, una vez tomada esta decisión, y, por supuesto, aquella referente a qué tipo
de color de cabello apreciará usar, se deberá optar por otro tipo de disyuntiva,
la cual tiene que ver con elegir alguno de los tipos de tintura actualmente
disponibles en el mercado.

 Para esto, existen una
gran variedad de opciones, pero aquí echaremos un vistazo los tres tipos básicos
de tinturas para cabello, las cuales están disponibles en perfumerías,
supermercados, y farmacias.
 


1. Tintura semi-permanente

 El primer tipo de
tintura, es la de color semi-permanente. La misma no contiene peróxido ni
amoniaco, por lo que generalmente no daña, en absoluto, el cabello. Este tipo de
tintura, incluyendo los tipos más suaves, aumenta el color natural del cabello.

 Lo que puede esperar de
este tipo de productos, es que cubran hasta el 50 por ciento de las canas.
Además, debe saber que el color no durará más de seis a doce lavados,
dependiendo del tipo de tintura y de champú. 


2. Tintura medio-permanente

 El otro tipo de colorante
para el cabello, es el medio-permanente. Este último, tiene un bajo nivel de
peróxido, pero nada de amoniaco. Por lo tanto, seguramente no causará ningún
tipo de daño al cabello, y de hecho, si llegará a hacerlo sería mínimo.

 Este tipo de productos
cubre hasta un ochenta por ciento de las canas, y puede durar hasta 24 lavados,
dependiendo del tipo de tintura y de champú. Un aspecto para resaltar de este
tipo de tintura, es que la misma se destiñe muy gradualmente, y en todo el
cabello (es decir, no en determinadas partes antes que en otras). 


3. Tintura permanente

 El tercer tipo de
colorantes que puede usar, es la tintura permanente de cabello. La misma
contiene generalmente peróxido y amoníaco, por lo que es la mejor para cubrir
las canas.

 Para el caso que tenga
muchas canas en determinadas partes del cabello, debería tratar esas áreas
primero, en lugar de todo el cabello. También será importante que deje actuar la
tintura en el pelo el tiempo que se recomienda para su problema particular, y no
más, ya que este tipo de tinturas podrían ser nocivas para el pelo.

 La tintura permanente de
cabello se puede usar para resaltar el color natural del cabello, o bien para
oscurecer algunas de las partes con más cansas. Tenga en cuenta que la misma no
se lava ni remueve, por lo que no habrá problemas con que se le vaya, pero sin
embargo, tampoco podrá arrepentirse una vez puesta (salvo que tiña el cabello
nuevamente, lo cual es también bastante malo para el pelo). 

Por cierto, estos mismos
elementos químicos que mantienen el color en el cabello, podrían también
dañarlo, o bien provocarle a usted alguna reacción alérgica, en el caso que sea
alérgica a las sustancias químicas duras.

 Por eso, es importante
que siempre lea las prescripciones señaladas en el envase, o en los prospectos
que se encuentran en interior de la caja del kit de tintura, antes de usar el
producto. Sería bueno también hacer una prueba en algunos cabellos sueltos, para
ver como queda, y una prueba de alergia, antes de teñir definitivamente el
cabello.

 Trate también de comprar
el kit de tintura más apropiado para usted misma (especialmente si se trata de
tinturas permanentes de cabello) que, entre otras cuestiones, debería tener un
acondicionador incluido. Sin dudas, vale la pena pagar un pequeño dinero extra
para tener un acondicionador especial para aplicar al cabello, inmediatamente
después de usar la tintura permanente. 

Por supuesto que, en el
caso de las tinturas permanentes, es probable que su cabello, se dañe, y por lo
tanto necesite de un cuidado extra. Caso contrario, el mismo tendrá la
apariencia y textura de la paja…

 Además, lógicamente, la
tintura del cabello no podrá “tomar” al nuevo pelo que crezca, por lo que será
muy fácil advertir el crecimiento de cabello nuevo, en las raíces del mismo. Por
eso, se recomienda hacer un toque en la parte superior, cada cuatro o seis
semanas, dependiendo de la rapidez con que su propio cabello crezca.

 También, antes de comprar
el producto, pida al vendedor un panel de prueba de colores, donde podrá
observar diferentes ejemplos de la mayoría de las tinturas que podría llegar a
comprar, lo cual sin dudas la ayudará a imaginarse qué tipo de color de cabello
le quedará será si usa cierta tintura. Esto es muy importante, ya que, como
señalamos, una vez efectuada la tintura, no hay marcha atrás. 

Debe también tener en
cuenta, -además del color de tintura que más le gusta-, el tipo de color de su
propio cutis, ya que se debe escoger un color apropiado no sólo por el aspecto
que tiene en sí mismo, sino por como complementa sus características y
tonalidades personales.

Finalmente, dos consejos.
Si está embarazada o piensa que podría estarlo, no deje de consultar a su médico
si es seguro el tipo de colorante que piensa usar para el cabello. Y para el
caso que sea una mujer adulta, recuerde darse aplicaciones de tintura de forma
seguida, para mantener una madurez elegante, y verse también más juvenil.