Las playas de Cádiz

Cádiz no es solo historia y carnaval, como atestiguan sus playas que nos invitan al “dolce far niente”
  
  

La playa de La Victoria es entre las del
término municipal de Cádiz, la que mas destaca, tanto por sus propias
características físicas, como por la intensidad de uso a la que se ve sometida.

Se extiende al pie del casco urbano de Cádiz, ocupando el lado occidental del
istmo en que se asienta Ia ciudad.

El fuerte de Cortadura, cuyo espolón oeste se introduce en las arenas de la
playa, constituye el limite sur de la misma. Par el lado Norte, el límite queda
marcado, de forma mas difusa, por los bajos rocosos del Cabezo.

Entre ellos se extiende con planta rectilínea la Playa Victoria, con una
longitud de unos 2.500 m, y una media de 185 m, de anchura en bajamar, después
de las obras de regeneración que se han llevado a cabo.

El límite trasero de la superficie de arenas esta constituido par el muro del
paseo marítimo que Ie bordea en toda su longitud. Es una playa urbanizada,
abierta y rectilínea.

Obtuvo la bandera azul en la primera campana del año 87,
renovándose ininterrumpidamente hasta hoy.

La Caleta es una playa situada en el centro histórico de la
ciudad de Cádiz. Fue
el puerto natural por el que penetraron fenicios, cartagineses y romanos.

Es la
playa de menor extensión de toda la ciudad, aislada del resto. Su principal
atractivo radica en su ubicación, un escenario que ha inspirado a músicos y
poetas como Isaac Albéniz, José María Pemán, Paco Alba o Carlos Cano.

La flanquean los castillos de San Sebastián y Santa Catalina, frente a la
facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (antiguo hospital de Mora) del
Campus de Cádiz.

Ha sido partícipe de varias películas de
cine, tales como 007: Muere otro día, y
El capitán Alatriste. Los gaditanos la consideran como uno de los lugares mas
emblemáticos de su ciudad, siendo tema recurrente en coplas de Carnaval.

La playa de santa María del Mar es la mas
septentrional de las abiertas a poniente del término municipal de Cádiz.

Con una longitud de unos 400 m, se extiende entre los restos de las antiguas
murallas de temporal del casco antiguo y Ia Iaja de Poniente, frente a la
desembocadura de la calle Condesa Villafuente Bermeja.

Su trasera esta constituida por el terraplén de acceso al Paseo de Amílcar
Barca, que la limita en su totalidad. Es una playa urbanizada, apoyada
artificialmente por espigones de escolleras y aportación de
arena.

La Playa del Chato está localizada entre la Playa Cortadura y la Playa de
Camposoto, accediéndose par la primera.

La Playa de la Anegada es una playa en estado natural, con su
superficie en dos niveles y muy irregular, que forma parte de una zona militar
donde está restringido el paso.

Esta playa, junto con la Playa del Chato,
también se la conoce con el nombre de Playa Urrutia.

Anterior: Cadiz, púnica y romana

Volver: Historia y geografía
de Cádiz

Compartir |

¿Tienes miedo a
subir a un avión? ¿Quieres saber cómo superar el miedo a volar?
Inscríbete ahora en nuestro
curso gratis Basta de Miedo a Volar, y ¡súbete al
avión!