Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Las pastillas anticonceptivas, ¿pueden provocar orgasmos dolorosos?

Las mujeres que toman pastillas con bajos niveles de estrógeno sufren más dolor, tanto durante las relaciones como en general, según estudios recientes...

Las mujeres que toman pastillas anticonceptivas con menores cantidades de estrógeno (anticonceptivos comúnmente prescritos) pueden estar en mayor riesgo de sufrir dolor pélvico crónico y dolencias durante el orgasmo, según un nuevo estudio.

Un estudio realizado entre casi 1.000 mujeres demostró que las mujeres que injerían anticonceptivos orales de dosis baja tenían más probabilidades de sufrir dolor pélvico que las que ingerían la dosis estándar (con niveles más altos de estrógeno) o las que no toman ninguna pastilla.

Para investigar más fondo esta posible relación, comparó los síntomas de dolor de las mujeres que toman pastillas anticonceptivas de dosis baja con las que no toman anticonceptivos y las que in
gieren dosis estándar.

Para su estudio,
los autores definieron a las pastillas anticonceptivas de dosis baja como aquellas que contienen menos de 20 microgramos (mcg) de estrógeno sintético  Las que tienen 20 mcg o más son las de dosis "estándar o normal”.

Cuando la producción natural de estrógeno disminuye durante la menopausia, las mujeres pueden comenzar a padecer dolor pélvico
.

Para ver si las pastillas anticonceptivas de baja dosis de estrógeno pueden provocar efectos similares, evaluaron los resultados de la encuesta online, de la que participaron 932 mujeres de entre 18 y 39 años.

Las mujeres con un historial de dolor pélvico, con afecciones pélvicas como la endometriosis o que estaban embarazadas, fueron excluidas del estudio.

Las mujeres informaron si estaban tomando anticonceptivos o no y la de dosis. De las 327 mujeres que tomaban pastillas anticonceptivas, cerca de la mitad utilizaba una píldora de dosis baja. Las otras 605 no tomaban anticonceptivos.

Las mujeres respondieron preguntas relacionadas con el dolor. 27% de las que ingerían pastillas de dosis baja tuvieron síntomas de dolor pélvico o dolor pélvico crónico, en comparación con el 17,5% entre las que no tomaban la píldora.

Aquellas que ingerían pastillas de dosis normales se mostraban menos propensas a sufrir dolor pélvico que las que no la tomaban.

Quienes usaban la pastilla de dosis baja tenían el doble de probabilidades de sufrir dolor durante o después del orgasmo, en comparación con las que no tomaban anticonceptivos: 25% frente a 12%.

Aquellas que ingerían pastillas de dosis más elevadas no reportaron diferencias en cuanto al dolor durante el clímax sexual respecto de las que no toman pastillas anticonceptivas.



Sin embargo, por ahora solo se puede decir que existe una relación [entre las pastillas anticonceptivas de baja dosis y el dolor pélvico. No se puede afirmar que existe una relación de causa-efecto.

Pero sin duda es algo que las personas deben conocer, ya que la conclusión propuesta (que los niveles más bajos de estrógeno de alguna manera está relacionada con el dolor) es plausible.

Muchas personas que sufren dolor en la vejiga dicen que suelen tener brotes en el período premenstrual, que es el momento con el menor nivel de estrógeno de todo el ciclo menstrual. Sin embargo, algunas mujeres también reportan dolor en otras partes del ciclo.

Esta información podría ayudar a los médicos a tomar conciencia de que podría haber una relación entre el nivel de esta hormona femenina y el dolor.

Sin embargo,
los especialistas solo ven a un subgrupo de mujeres: las que padecen problemas de dolor. Muchas mujeres que ingieren pastillas de baja dosis de estrógeno podrían no estar experimentando ningún problema relacionado con los niveles más bajos de estrógeno.

Las mujeres que toman pastillas de baja dosis y experimentan dolor pueden consultarle a su médico si deben cambiar de método anticonceptivo, o tomar una dosis más alta.

Sin embargo, las pastillas con dosis más altas están relacionadas con otros factores de riesgo, tales como coágulos sanguíneos y accidentes cerebrovasculares, por lo que las mujeres deben discutir los pros y los contras con su médico.

Amanda Clark es autora de "Elimine el dolor de ovarios – Detenga el dolor, la hinchazón y los periodos irregulares en 3 simples pasos", que encontrarás haciendo clic aquí ahora