Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

La tretinoína en el tratamiento de la calvicie

Tretinoina es el nombre genérico de una droga encontrada en diversos productos cosméticos y cosmiátricos.

La acción exacta de la tretinoína es desconocida, pero aparentemente favorece la proliferación, crecimiento, y diferenciación de las células epiteliales.
La tretinoína está aprobada por la FDA como medicamento anti-acné, y también se utilizar para combatir las arrugas y las irregularidades de la piel.
También  es usada para tratar enfermedades que comprendan defectos del eje del cabello (síndrome de Netherton) y la seudofoliculitis barbae (los molestos “pelos encarnados” al afeitarse).

Algunos dermatólogos formulan sus propios tratamientos para la alopecia androgenetica, en los que la tretinoína viene a menudo en combinación con minoxidil.
Esto es porque la tretinoína puede incrementar la absorción del minoxidil en el cuero cabelludo, y aumentar la producción de aceite y sebo de las glándulas sebáceas de los folículos.

Las glándulas sebáceas son áreas de alta actividad de una enzima llamada 5 alfa reductasa. La reducción de la actividad de esta enzima usando tretinoína puede reducir la conversión de testosterona a DHT, uno de los factores causales de la alopecia androgenética.

Existe un estudio que tenía como objetivo descubrir los efectos de la combinación Tretinoína/Minoxidil en la calvicie. Una dosis de 0,025 de la tretinoína fue mezclada con un 0,5% de minoxidil y fue aplicada diariamente por un año.
De los 36 voluntarios que participaron, el 66% reportó algún tipo de crecimiento del pelo, y la respuesta con la combinación fue mejor que con minoxidil solamente.