La sexualidad femenina, sus problemas y sus soluciones, I

Una completa guía sobre los problemas de la esfera sexual que pueden aquejar a las mujeres después de los 40.
Sobre los horarios y la vida personal

 

Dolor o insatisfacción durante el sexo

Por qué sucede:
Este es un problema muy común en los inicios de la menopausia. Los menores niveles de estrógeno pueden causar una disminución en la lubricación de la vagina, lo que provoca que el intercambio sexual sea menos confortable, y en algunas ocasiones, doloroso.

Además, los conflictos de pareja o bajas estimulaciones para el sexo, pueden contribuir al intercambio sexual doloroso, o dispareunia.

Qué hacer:
Si bien algunos médicos recomiendan humectar la vagina, y pomadas especiales para disminuir las molestias, también es cierto que los líquidos lubricantes pueden ser muy efectivos al aplicarse en el clítoris y el área vulvar.

Tal vez ya sepa que la terapia de reemplazo de hormonas ayudan mas que cualquier otra terapia a recuperar el placer durante el sexo.

Pero además, las píldoras de estrógeno
, o los parches, proveen a la mayoría de las mujeres de los niveles de hormonas necesarios para mantener sana la mucosa de la vulva, además de favorecer el suministro de sangre, la secreción de fluidos, y la tonificación muscular.

Un estudio demostró que sin terapias hormonales, el 30 por ciento de las mujeres experimenta disconfort durante el sexo. Sin embargo. la terapia de sustitución de hormonas (HRT) tampoco es para todos. Consulte los pros y contras con su médico de cabecera.

Períodos irregulares o secreciones intermitentes.

Por qué sucede:
Los cambios en los niveles de estrógeno provocan fluctuación de los niveles hormonales, lo que causa una ovulación irregular, que se manifiesta en períodos y secreciones intermitentes.

Qué hacer:
Hasta que deje de tener períodos y, eventualmente, realice una terapia de reemplazo de hormonas, las píldoras anticonceptivas pueden ser el mejor remedio para los periodos irregulares y las secreciones intermitentes, según los especialistas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hasta que no esté completamente instalada la menopausia existe el riesgo de embarazo, y una terapia de reemplazo de hormonas (que combina estrógenos y progestágenos como los anticonceptivos) en bajas dosis no previene el embarazo.

Cambios de humor

Por qué sucede:
Los bajos niveles de estrógenos pueden causar, en el inicio de la menopausia, cambios de humor. También la disminución en los niveles de testosterona pueden predisponer mal a las mujeres para el sexo.

Qué hacer:
Usted puede subir su animo simplemente a través de una dieta y un cambio en su modo de vida. Si usted toma café, sodas o gaseosas, no es mala idea reducirlas. La cafeína dilata los vasos sanguíneos, causa dolores de cabeza, tensión y estrés.

Otra forma, es dormir lo suficiente cada noche. Unas ocho horas de sueño la ayudarán a sentirse bien durante el día. Treinta minutos de ejercicio tres veces a la semana también es una muy buena forma de animar su humor.

Las píldoras anticonceptivas en bajas dosis usualmente se recetan para disminuir este síntoma, así como para recuperar energía y concentración.

 Para algunas mujeres, la combinación de estrógenos con testosterona, puede ser una buena elección, ya que el primero ayuda a subir el ánimo, mientras que el segundo eleva la libido. Para otras, es muy buena una combinación de hormonas, ejercicios para reducir el estrés, y mayor actividad física.

De todos modos, cada mujer es única, y usted necesita ver a un médico para hablar de sus síntomas y posibles remedios.

Infecciones de la vejiga

Por qué suceden:
Luego de la menopausia, algunas mujeres son propensas a tener infecciones en la vejiga a causa de la disminución de estrógenos, cambios en el pH vaginal, y alteraciones de la mucosa vaginal.

Con la disminución de estrógenos, el pH de la vagina aumenta, y esto disminuye el crecimiento de uno de nuestros más importantes elementos en el organismo, el lactobacilus, que defiende al organismo de las bacterias patógenas, previniendo la flora anormal. Si ésta se multiplica en cantidades masivas, puede producir en la vagina picazones e irritación y aumentar las infecciones urinarias.

Qué hacer:
Hable con su médico sobre cual de los remedios más corrientes pueden ser buenos para usted. Podrían ser terapias hormonales, suplementos de lactobacilo por vía oral, orinar antes y después de las relaciones sexuales, y usar lubricantes vaginales antes del intercambio sexual. Tomando jugos de arándanos agrios y una gran cantidad de agua diaria podrá tener también una buena prevención.

Orgasmos menos intensos

Por qué sucede:
Esto puede deberse a la disminución de los niveles de hormonas y la reducción del deseo sexual. Estos dos factores también influyen para disminuir la circulación de sangre hacia la vagina, disminuyendo la estimulación y provocando por consiguiente un mal orgasmo.

La mala circulación de la sangre, causada por la ingesta de alcohol, el hábito de fumar, las fallas cardiacas, la diabetes u otras cuestiones relacionadas, también puede empeorar la respuesta sexual, pues la sangre debe entrar a través del área de la vagina, especialmente el clítoris, para una buena respuesta sexual.

Si su circulación es baja, puede causar un orgasmo pobre, o directamente no causarlo (además de sequedad en la vagina u otros signos de circulación limitada).

Qué hacer:
El uso de cremas vaginales con estrógenos o líquidos lubricantes, pueden ayudarla a tener respuestas sexuales más intensas. Hable con su ginecólogo sobre las hormonas o el estilo de vida apropiado que debe llevar. Y tenga en cuenta que algunos estudios encontraron una relación entre la actividad física regular y una buena respuesta sexual.

Otra alternativa pueden ser las cremas o parches de testosterona, que mejoran la intensidad del placer sexual en las mujeres, y los tratamientos de reemplazo de hormonal.

Una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor
Cocina afrodisíaca