La ruta del vino de Andalucía

Un recorrido por los sabores entrañables del vino de Andalucía y las comarcas que lo cobijan

Desde tiempos remotos la costumbre y tradición del consumo del vino en la historia de la humanidad se mantiene inalterada. Cruza fronteras, se perfecciona, se modifica y muta su sabor, pero el vino no pierde su protagonismo.

Es la esencia por excelencia de cualquier sitio y en torno a su producción se crea un santuario protector de su origen. Un culto a la vid y a su goce como producto final.

No hay acontecimiento, fiesta o reunión social donde no se disfrute de un buen vino. A finales del mes de agosto y a principios de septiembre, durante la época más intensa de la vendimia en Andalucía, el candelario de celebraciones esta colmado de fiestas emparentadas al vino.

En esta legendaria ciudad existe un hábito inalterable en el cultivo de la vid y sobretodo en la fabricación de vinos de gran calidad y reconocido prestigio en el mundo entero.

La migración laboral temporaria aumenta. Cientos de familias enteras aportan su mano de obra para recoger el fruto de la vid en el estado ideal de maduración. Destinan la mayor cantidad de horas del día a esta actividad.

Lo importante es aprovechar al máximo la luz solar y conservar la estructura del fruto. A partir de allí se instala la vid en un sitio fresco para pisarlo, luego faenarlo y finalmente molturarlo para evitar que crezcan bacterias que perjudiquen su estado.

La ubicación geográfica de Andalucía es fundamental a la hora de generar una excelente materia prima llevada a la elaboración de una excelente calidad del vino.

El clima mediterráneo y sus microclimas son ideales para el desarrollo adecuado de sus suelos. Su topografía y geología complementan las características ideales para su cultivo.

Durante los siglos XVI y XVII el comercio marítimo en esta zona gozaba de buena salud y fue la tierra de cultivo propicia para el desarrollo acelerado y constante de la elaboración de vinos, que hoy son prestigiosos y poseen gran fama mundial.

La industria vitivinícola a lo largo de los tiempos fue perfeccionada y adaptada a los espacios físicos para el desarrollo óptimo de sus vinos. Las bodegas son prácticamente laboratorios.

Los enólogos y especialistas desarrollan condiciones adecuadas para su conservación y desarrollo.

Todos los ámbitos en donde se encuentran ubicadas las bodegas poseen condiciones destinadas a obtener resultados de alta calidad. Los altos techos, los muros, la temperatura, humedad y suelo son estudiados a la perfección.

Si una bodega está situada cerca del mar, la brisa marina del día, la salinidad del terreno y los vientos de la noche sin lugar a dudas tendrá influencia en la crianza de un buen vino.

Las rutas del vino en Andalucía

Las vías que se trazan por esta ciudad recorren magníficos viñedos y bellas poblaciones. La ruta del vino Condado de Huelva une la ciudad amurallada con el Castillo de Niebla, pasando por Doñana, espacio natural paradisíaco.

Las rutas de Málaga permiten conocer los Montes de Málaga, la Comarca Norte y la Serranía de Ronda. Aquí destacamos la Bodega Málaga Virgen, donde es la única que practica la vendimia en horarios nocturnos.

Todo este recorrido puede tener como sello final un paseo por los museos. En el Marco de Jerez, el museo Misterio de Jerez, expone material fotográfico y muestras documentales.

El Museo Barbadillo de la Manzanilla de Sanlúcar, Museo de Etiquetas de Vinos y El Museo de Málaga  cuentan con más de cuatrocientas etiquetas, botellas, carteles y folletería especializada.


Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic en el nombre del curso):

Curso de inglés gratis
Curso de francés gratis
Curso de italiano gratis
Curso de portugués gratis

Curso gratis de español para Extranjeros

Curso de alemán gratis
Curso de ruso gratis