Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

La moda cambia, pero la blusa queda

La blusa es una pieza del guardarropas femenino, que ofrece múltiples soluciones. Aquí te las presentamos…

La blusa, esa eterna compañera de la mujer, vuelve temporada tras temporada otoño-invierno con un estilo actual, que se caracteriza, por lo general, por una marcada acentuación de la línea femenina.

Los diseños sencillos, con muy pocos detalles pero ricos en refinamientos y súper elegantes, son habitualmente los preferidos por los diseñadores que piensan en lo que mejor puede quedarle a la mayoría de las mujeres.

Algunos modelos que pueden, mediante ingeniosos recursos, adaptarse a diferentes ocasiones y presentar un aspecto diferenciado cada vez son:
 

A. Cuello Mao muy angosto. La delantera cierra con cartera abotonada. Pequeño canesú con poquísimos frunces. Mangas rectas más bien angostas. Puede lucirse sola o con una polera debajo.

B. Cuello bebé. La delantera no lleva cruce; prende con botones y presillas. Las mangas terminan en puños. Lleva un echarpe de la misma tela, transformable en lazo que rodea a la cintura. Para lucirla dentro o fuera de la pollera o el pantalón, totalmente abotonada o abierta. 

Puede confeccionársela utilizando algún vestido chemisier de la época de la minifalda para que Ie resulte verdaderamente económica. Con los accesorios adecuados será perfecta para cualquier ocasión, en distintos momentos del día.

¿Te interesan la Moda y la Alta Costura? Entonces inscríbete gratis ahora en nuestro Curso de Alta Costura Inicial, haciendo clic aquí.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
EnPlenitud ©Copyright 2000-2018