Home > Salud y Bienestar > Nutrición

Alimentación saludable

La importancia del desayuno en nuestros hijos

Un buen desayuno es fundamental para el sano crecimiento de nuestros hijos o nietos, puesto que en la escuela, deben afrontar actividades que les significan una gran perdida de energía.

Para los niños que están en edad escolar, el desayuno es posiblemente el menú más importante del día. Y es que después de ocho horas de sueños, esta comida es la única que puede otorgar la provisión de energía necesaria para que los niños puedan aprender y jugar sin dificultades.

Además, si una persona tiene el buen hábito de desayunar durante su niñez, es muy posible que esto perdure a través de su vida.

Por otra parte, son varios los estudios que indican que la omisión del desayuno —o el consumo de un desayuno inadecuado— afecta en el rendimiento escolar, ya que las insuficiencias producidas raramente se compensan con otros menús del día, sobre todo en la actualidad, donde la mayor parte de los niños llevan una dieta alimenticia inadecuada. En definitiva, un desayuno mal equilibrado, es casi tan malo como no tomar ningún desayuno.

Sin carbohidratos y proteínas, los cuerpos de los niños no pueden obtener la energía necesaria para mantenerse con ganas y buen humor para aprender y practicar actividad física. Los chicos necesitan, antes de entrar a la escuela, un desayuno que proporcione también una buena fuente de minerales, incluyendo el cinc, el hierro y el calcio.

“El cereal con leche, un desayuno norteamericano que se ha puesto de moda entre los chicos de hasta 12 años, es una comida bastante apropiada para ellos” dice la doctora Mariela Goldman, una nutricionista que atiende en Buenos Aires. “Sobre todo, si el cereal posee fibras y no contiene azúcar”.

Desayunos: los ingredientes imprescindibles

Aquí le mostramos que ingredientes no deberían faltar en el desayuno de sus hijos.

1. Cereales preparados. Se pueden combinar cinco o seis variedades, algo que a ellos les gustará mucho.

2. Leche, yogur u otros productos lácteos.

3. Jugos de frutas, que pueden estar congelados o disecados. De cualquier forma, las frutas enteras tienen una fibra adicional.

4. Productos de grano: panes integrales, panecillos, tortillas y tostadas con poca grasa.

 

 

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Cómo usar la ropa para esconder los kilos veraniegos (o de cualquier otro origen)

Cómo usar la ropa para esconder los kilos veraniegos (o de cualquier otro origen)

Técnicas para disimular el sobrepeso posterior a las vacaciones usando el poder de las prendas que más te favorecen

Lo nuevo en maquillaje: efecto mojado

Lo nuevo en maquillaje: efecto mojado

El efecto mojado es lo último en maquillaje, y lo pueden utilizar desde chicas jóvenes hasta mujeres más maduras. ¿Quieres saber cómo lograrlo?

Cómo hacer un camisón de invierno

Te enseñamos a hacer un precioso camisón con cinta para ajustar y mangas sueltas  

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: