Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La capa de ozono y tu piel

verrugas336x280
Un fenómeno cada vez más preocupante es el agujero de la capa de ozono, y a diferencia de lo que se cree, no es solo un problema del sur. Los valores de las radiaciones ultravioleta no cambian de acuerdo a la latitud.
  
  

Desde hace miles de años la Medicina Tradicional China brinda diferentes<br /> caminos para mejorar la calidad de vida

Contra lo que se cree, y se
difundió con tanta alarma en octubre, en ningún momento el sur del país está
más expuesto a las radiaciones ultravioleta (UV) que el resto del país, aunque
ciertas zonas hayan estado este año hasta diez días bajo el agujero de
ozono.

El día en que en Ushuaia hubo el
mínimo ozono el valor era similar a lo que se registrará en enero y esa
jornada el sur de Corrientes, Córdoba y Mendoza tuvieron registros iguales. El sur del país jamás está más expuesto que el Norte o el centro a
las radiaciones UV, que aumentan con la altura o cuanto más nos acercamos al
Ecuador.

La disminución de la capa de
ozono ha aumentado la intensidad de las radiaciones ultravioletas (UV), que además
son más intensas en verano.

La exposición al sol desmedida
puede provocar, a corto plazo, enrojecimiento y quemaduras de la piel, molestias
oculares y reacciones alérgicas, mientras que a largo plazo -y por efecto de la
acumulación- la amenaza es el cáncer de piel.

Las radiaciones UV
rompen los
lazos de las moléculas del ADN y alteran la información genética. Aunque son
imprescindibles para la vida, si no son filtradas por el ozono antes de caer
sobre la superficie resultan comprobadamente dañinas.

Para saber cuanto tarda la
radiación UV en provocar enrojecimiento y eventual quemadura, según el tipo de
piel, existe el mapa de riesgo solar, que grafica el índice nacional de
intensidad solar ultravioleta (ISUV) e indica el riesgo de
sobreexposición al
sol.

El ISUV argentino, a diferencia
del internacional que va de cero hasta 16, llega a 28, porque incorpora la
variable altura. No es lo mismo pronosticar una cantidad de radiación
ultravioleta para una determinada latitud al nivel del mar que a 3000 metros de
altura.

Este mapa se puede consultar en
el sitio de Internet de el Servicio Meteorológico Nacional (http://www.meteofa.mil.ar)
que se actualiza a dos veces al día. Todo el territorio nacional aparece
coloreado, y las tonalidades cambian.

Cada color remite a un grado de radiación
(0 a 28) y esto a un tiempo máximo en que se puede permanecer al sol sin
protección considerado en términos de mediodía solar (momento de mayor
radiación) sin riesgo a exponerse a enrojecimiento o quemadura.

El mapa se realiza a partir de
datos teóricos ajustados con mediciones efectuadas con espectrofotómetros (que
permiten calcular el nivel de ozono) ubicados en Córdoba, Buenos Aires,
Comodoro Rivadavia, San Julián, Ushuaia y la Base Marambio en la Antártida, también se reciben
datos de radiaciones UV de La Quiaca, Rosario y Mendoza.