Kangoo Jump paso a paso

Puede ser no tan simple como crees, pero una vez que inmersas en el mundo del Kangoo Jump verás lo divertido que es, y no querrás salir nunca…
  
  

¡Ejercitarse debe
ser divertido! Si aun no has encontrado la manera de disfrutará ese momento,
deberías probar con Kangoo Jump.

Partamos de la base. El nombre de la disciplina esta dado por
el calzado que se utiliza, llamados “Zapatos de Rebote”, traduciendo “kangoo
jumps”, obtenemos “canguro saltarín”.

Esta va ser la única herramienta que necesitemos para
practicar esta disciplina (posteriormente podrás sumar mancuernas a tu rutina).
Ten en cuenta que pueden resultar costosos, asique no salgas a comprarlos hasta
estar decidido que tendrás constancia.

Vienen por detalles como cualquier calzado, y son una especie
de roller, con una curva en la planta que permite saltar. Es por esta
inestabilidad que moverse y saltar no es tan sencillo como parece.

Debes tener cuidado al principio, y luego te saldrá automático. Al poco tiempo
te darás cuenta que ya ni piensas como cuidarte, y notaras los resultados.

La primera vez que te los pongas, probablemente tengas miedo
de caer y pensaras que no saltan como en los videos. A medida que tomes
confianza, veras tomas impulso y sientes el rebote tan característico.

La ventaja es que no solo lo puedes utilizar para una clase
de baile o rutina de tu gimnasio. Puedes caminar, saltar, correr y hasta
agacharte. Esto último te hará tonificar mucho las piernas.

Con cualquier movimiento trabajaras intensamente las piernas,
especialmente tus gemelos, muslos y glúteos. Pero, el musculo más beneficiado,
será tu corazón.

El trabajo aeróbico es el predominante, con una carga extra
de peso, pero también puedes trabajar los abdominales estando parado. Además,
puedes trabajar los músculos posteriores, caminando o corriendo hacia atrás.

Te traemos algunos ejercicios básicos para realizar en
cualquier sitio, utilizando este calzado para mejorar los resultados.

1. Sentado en un banco, haz abdominales llevando una pierna
al pecho y tocando con el brazo contrario.

2. Pisa sobre un escalón con un pie y con el otro, en el
escalón de debajo. Haz 3 pequeños saltos para tomar impulso y en el cuarto
movimiento estira la pierna hacia afuera.

3. En la posición anterior, damos 3 saltos y en el  cuarto
movimiento llevamos la rodilla al pecho. Ayúdate con los brazos para mantener el
equilibrio.