Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Introduciendo la PC en su hogar

Si ya ha visto parte de los beneficios que una computadora personal le puede traer a su hogar, posiblemente esté pensando en adquirir uno de estos aparatos. Pero antes de hacerlo, tenga en cuenta las siguientes sugerencias…
  
  

Existe una impresión
equivocada sobre las personas en la mediana edad. Mucho creen que somos
tecnofóbicos, pero de ser así…
¿Cómo es que podemos manejar sin mayores problemas una video casetera, un horno
a microondas, el contestador, el teléfono celular, y el control remoto de la
televisión?

De hecho, la mayoría de
nosotros no tenemos temor de la tecnología, sino que, simplemente, nos falta un
poco de información, pues sabemos que si allí encontramos un beneficio
personal, no dudaremos en utilizarlo. Por eso, a continuación, le ofrecemos
algunas sugerencias para que comience a introducir una computadora e Internet
en su hogar.

Comprando la PC

Lo qué planee hacer con
la computadora determinará en gran medida qué clase de aparato debe comprar.
Pero siempre tenga presente que es más que factible que comience a disfrutar
mucho de la computadora e Internet, y por ende a utilizar muchas funciones, por
lo que una computadora usada o vieja puede no serle útil para cuando se
encuentre haciendo más de lo que pensó hacer en un principio.

De hecho, cuándo navegue
seguido en Internet, verá que comenzará a utilizarla mucho más de lo que pensó,
pues según señalan los estudios de campo, la mayoría de los adultos la usa para
el correo electrónico y la investigación sobre temas personales de interés,
para luego también ver las noticias y acontecimientos actuales, así como los
sitios de inversión y finanzas. Otros usos que comúnmente se le dan a Internet,
incluyen la averiguación del tiempo, viajes, compras, y deportes.

Incluso, muchos
descubren las comunidades virtuales, como los foros de este portal donde
encuentran y hacen nuevos amigos. Algunos de estos grupos en línea han
organizado reuniones cara a cara,
donde van al cine, a almuerzos regionales, se comunican por teléfono e invitan
a otros navegantes a hacerles compañía en su vida real. Como ve, las
posibilidades son muchas, por lo que la computadora debe ser apta para que las
pueda aprovechar sin mayores problemas

Si lo que busca es no
tener mayores problemas, debería evitar siempre los artículos de segunda mano.
Especialmente si es su primera computadora, y todavía no tiene una gran
destreza en su uso. ¿A quién llamará si se rompe? ¿Adónde concurrirá por apoyo
técnico? Sí, el familiar o amigo que le dio la computadora le ha prometido que
la misma funciona sin problemas. Pero ellos tienen una vida, también. Si bien
pueden querer mucho ayudarlo, no pueden estar allí cada vez que usted los
necesita.
Por eso, no debería adquirir una computadora caduca y potencialmente
problemática, que lo llevará a experimentar frustraciones y a no implicarse con
el estudio de la computación. Si no puede comprarse una computadora nueva,
practique en los cyber-cafés o en las salas de computación de las bibliotecas o
escuelas.

Frente a las limitaciones personales

Cuándo compre una
computadora, considere el tamaño del monitor. Para bajar los costos, muchas
compañías venden monitores bastante pequeños, junto con las CPU. Por cierto,
las mismas son más baratas, pero los tipos de letra (tipografía) e imágenes que
se verán en estas pantallas serán realmente pequeñas, y quizás le resulte
difícil observarlos cómodamente. Por eso, es recomendable que pague la
diferencia por optar o reemplazar un monitor de 17 pulgadas en lugar de uno de
14.

Asimismo, pruebe, antes
de hacer la compra, que oye claramente el sonido de los parlantes, y si el
mouse y teclado le sientan cómodos, pues existen muchas variedades y algunos
podrían no ser los más adecuados si usted tiene alguna limitación.

La alternativa de la notebook

¿Cuánto viaja durante el
año? ¿Destina, -efectivamente-, una porción de cada año a viajar, acampar, o
vivir en otra residencia? Si es así, debe considerar comprar una computadora
portátil (notebook). Hoy en día, las mismas cuentan con teclados de tamaños
normales, pantallas más grandes, y una amplia autonomía, los que las hace una
excelente elección para la gente que viaja.

Perfeccionando el uso de una computadora e Internet

Casi todos los
vecindarios, grandes o pequeños, tienen centros donde se dan clases de
computación. Varios cobran un honorario, el cual dependerá de la longitud y
contenido de las clases, pero muchos otros son gratuitos. Para conocer donde se
dictan estos últimos, consulte en su municipalidad o biblioteca local, centros
de adultos o jubilados, o escuelas y universidades. La mayoría de las grandes
ciudades tienen centros privados que dan clases privadas, y algunas compañías
de venta al por menor de computadoras, ofrecen con las mismas un paquete que
ofrece clases de Internet.