Inicié un tratamiento con minoxidil

¿Por qué mi pelo se volvió más difícil de manejar?

El cabello rebelde se origina en los folículos pilosos más grandes. Una de las acciones del minoxidil es la de agrandar el tamaño del cabello, haciéndolo más grueso.
Cuando actúa en los cabellos sobrevivientes, hace que se agranden y se vuelvan más rústicos de lo que eran antes de la iniciación del tratamiento.

Las acciones del minoxidil no se limitan a los folículos más afectados, sino que actúa también en los que no fueron afectados por la alopecia androgenética.
Los cabellos gruesos son, naturalmente, menos manejables, al no ser tan flexibles ni fáciles de peinar.

Por otro lado, los productos con minoxidil contienen un alto porcentaje de alcohol, que ayuda a que el producto penetre en la piel. El alcohol seca la piel y elimina los aceites del cabello, haciéndolo parecer seco y grueso.