Search

Información complementaria para investigar sobre un antepasado español

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Documentación supletoria: Registro de propiedades, dotes y testamentos.

Estas características están estrecha y directamente vinculadas con el<br /> proceso de transformación económica encarado por el gobierno

Pagina nueva 4

CIFOSIS Para el tratamiento de la cifosis los ejercicios deben estar<br /> enfocados en la aducción escapular y en la elevación forzadas

Documentación supletoria

Documentación supletoria:
Registro de propiedades, dotes y testamentos.

Como instrumento complementario,
pero de gran importancia sobre todo en los casos en que no nos sea posible
encontrar las partidas por haberse perdido o destruido, están una serie de
documentos supletorios que nos pueden proporcionar datos de los mas variados
aparte de completar y ampliar los genealógicos que ya tuviéramos.

Estos datos pueden ser sobre
propiedades que tuvieran estas personas que investigamos, títulos nobiliarios,
hojas de servicios si eran militares, documentos notariales que hubieran
otorgado, etc...
Veamos cuales son:

Si se tienen identificados
cierto bienes inmobiliarios que se conocen ciertamente, eran propiedad de la
familia o persona que nos interesan se podría obtener más datos sobre esos
bienes a través del Registro de la Propiedad, de la ciudad de que se
trate, y en concreto a través de las distintas inscripciones registrales
iniciales de ese edificio.

Datos como origen del titulo de
propiedad, fecha de adquisición, si se obtuvo por herencia habrá datos de
filiación, si se adquirió por compra figurará la persona que lo compró,
importe de la venta, fecha de construcción del edificio etc... Habrá datos
personales como el nombre y quizás la edad del vendedor y comprador, su profesión,
la vecindad, etc...

Anterior al Registro de la
Propiedad existió el Registro de Hipotecas cuyos archivos se conservan
en los Ayuntamientos. Pueden encontrarse documentos a partir de 1.600. También
hay muchos documentos de este tipo que han pasado a los Archivos Históricos
Provinciales.

CAPITULACIONES   MATRIMONIALES  (Dotes y
Contradotes)


Son documentos que se otorgaban ante los Notarios con ocasión de un matrimonio.
Prácticamente las hacían todas las parejas y eran especialmente frecuentes en
Cataluña.

El modo en que tendremos
noticias de estos documentos será normalmente a través de las partidas de
matrimonio, en las que figurará ese dato de si los contrayentes han otorgado
Capitulaciones matrimoniales, fecha de otorgamiento, ante qué notario (nombre
del mismo) y de que lugar.

En estos documentos se pueden
encontrar aparte de los nombres de los contrayentes, sus datos de filiación,
sus edades, de donde son naturales, bienes que se aportan, los padres, tíos o
parientes que pueden hacer alguna donación etc...

Se pueden extraer de estos
documentos datos muy interesantes sobre los bienes que tenía esa familia y los
pueblos o lugares en que se encontraban sus propiedades, así como datos de
filiación, y datos sobre parientes colaterales como tíos.

En los Archivos Históricos de
Protocolos Notariales de cada provincia, se conservan los documentos notariales,
( entre ellos las Capitulaciones matrimoniales), de más de 100 años de antigüedad
y son de consulta pública.

También es posible encontrar
este tipo de documentos en los Archivos Históricos provinciales. Aquellos de
menos de 100 años de antigüedad siguen custodiados por el Notario archivero
que haya heredado esos fondos del Notario original y para su consulta y obtención
de copias hay que acreditar relación familiar con los otorgantes.

En el caso de los fondos históricos
de protocolos notariales de Madrid, los fondos abarcan documentos desde 1.504 a
1.898.

Se pueden encontrar más datos sobre este tipo de archivo en la hoja dedicada al
 Índice
de Archivos con fondos genealógicos

TESTAMENTOS

El Testamento es el documento en el que el otorgante expresa sus últimas
voluntades y dispone el destino de sus bienes para cuando tenga lugar su
fallecimiento. Normalmente se realiza ante un Notario.
Los testamentos constan de tres partes:

CLAÚSULAS: Se menciona en ellas el estado civil y en su caso el nombre de
la persona con la que el otorgante tiene contraido matrimonio, también puede
decirse el lugar y la iglesia en que contrajo matrimonio, se establecen los
herederos legítimos y sus nombres, se relacionan los bienes del otorgantes,
fundaciones y legados a parientes, disposiciones para su entierro etc...

CABEZA: En la
que consta el nombre y desde el siglo XVIII la filiación del otorgante, también
sus títulos y dignidades.

PIE: Consta
aquí la fecha, el lugar, los testigos, y el nombre del notario ante el que se
otorga el testamento.

Los testamentos se conservan
también en los Archivos Históricos de Protocolos Notariales de cada provincia
y en los Archivos Históricos Provinciales.

La Testamentaría es la
documentación testamentaría posterior ya al fallecimiento del otorgante, una
vez que se abre el testamento y se inicia, a cargo del albacea nombrado al
efecto por el testador, la ejecución de las disposiciones contenidas en dicho
documento.

Se incluye en ella el testamento, figura otra copia de dicho testamento y se
pueden encontrar en esa documentación referencia a los legados y a su
distribución, asi como el inventario y liquidación de los bienes.

Al igual que los documentos
anteriores se conservan en los Archivos Históricos de Protocolos Notariales y
en los Archivos Históricos provinciales.

Datos que se puede obtener en
los Cementerios

Existen registros en los
cementerios que pueden contener informaciones útiles de filiaciones en sus
ficheros.

Las lápidas pueden ser también de ayuda en cuanto a fechas, y a saber si tenían
panteones familiares.

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]