Hojas de otoño 

En la estación otoñal el cambio en el follaje de algunas plantas da un panorama diferente a cada jardín, que no se repite en el resto del año. Aprovéchelo para darle un color único a su jardín

En general las hojas de esas especies cambian hacia los colores cálidos como rojo, naranja, amarillo y ocre, hasta llegar a tonos violáceos.

 

Una buena forma de darle color al jardín es combinar grupos de arbustos que cambien de color con otros persistentes de follajes verdes o azules.

 

También la intensidad de los colores varían depende del suelo: cuando son ácidos darán follajes escarlatas y rojos intensos, mientras que de los suelos alcalinos crecen ejemplares de tonos apagados.


Para resaltar los colores lo mejor es plantarlos en lugares soleados y protegidos de vientos fuertes para evitar la caída de sus hojas.

Especies a elegir

Árboles

– Acer japonicum y acer palmatum, de rojos intensos, sus hojas permanecen hasta muy avanzado el otoño.

– Liquidambar, rojo, amarillo, naranja, con algunas hojas negras y marrones. Tiene una amplia gama de matices.

– Roble, rojo anaranjado y marrón. Varía los colores depende del suelo en que se lo plante.

– Ciprés calvo, color ladrillo, naranja y ocre. Su brotación en primavera también es espectacular.

– Kaki, sus hojas son rojas y viran hacia el naranja, tiene frutos decorativos.

– Rhus, rojo intenso, muy bueno para jardines pequeños.

Arbustos

– Berberis, bordeaux y anaranjado, algunas variedades mantienen el color de sus hojas todo el año.

– Lagerstroemia, rojo, naranja, amarillo y ocre.

– Cotoneaster y Crataegus, de hojas rojizas y frutos esféricos rojos, amarillos o naranjas.


Y ya que estamos hablando de lograr el hogar que siempre soñaste, ¿has pensado en el feng shui?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Feng Shui, haciendo clic aquí.