¿Hay que llevar un obsequio cuando se va de visita a una casa?

Aunque se trate de una simple reunión, no está de más tener una conducta respetuosa y agradecida con los anfitriones. ¿Cuáles son los presentes más adecuados?

Llevar un detalle a la casa de los organizadores de un evento por más informal que éste sea, es suficiente a modo de agradecimiento.

“Los regalos personales deben evitarse ya que se puede correr el riesgo de incomodar a los dueños de la casa. Para no tener que pasar un mal momento, sobre todo cuando no se conoce bien a los propietarios, lo más indicado es inclinarse por un detalle objetivo”, comenta la asesora de protocolo, la española Cristina Saio Rodríguez.

Los detalles gastronómicos son los más adecuados. “Entre los más acertados, los bombones, galletas caseras, una planta o unas flores son los más apropiados para quedar bien sin entrometerse demasiado en la intimidad de la persona que hace la invitación”, determina la profesional.

Una vez que se ha recibido el regalo, “hay que saber manejarse correctamente. Si el obsequio se recibe en mano, hay que abrirlo rápidamente y agradecerlo con naturalidad.

Si el regalo se recibe por correspondencia, lo más indicado es contestarlo con inmediatez ya sea por escrito o llamar por teléfono para brindar las gracias.

En este último caso, quien envía el presente no debe olvidar incluir una tarjeta con los datos adecuados para que el receptor pueda responder”, señala la especialista.

La presentación del regalo es muy importante, “ya que es lo primero que se advierte. No tiene por qué ser de un material caro ni se debe ostentar más de la cuenta.

Solamente bastará con escoger una bonita caja o un envoltorio agradable para hacer lucir el contenido y entregar la mejor de las impresiones”, sugiere la experta.

El demostrar afecto y agradecimiento es una buena manera de hacerle saber al otro lo que se siente.

“Es importante demostrar el afecto y las buenas intenciones. En la mayoría de los casos se dice solamente un “gracias”, pero no está de más, cuando nos invitan a una casa a una fiesta, reunión o evento por más sencillos que sean estos acontecimientos, llegar con un detalle que pueda demostrar prácticamente la gratitud que se siente”, finaliza diciendo la asesora española.

Regalar es un arte, pero para no causar incomodidad por no conocer debidamente a los anfitriones, hay que recordar que aquellos detalles impersonales son los más adecuados cuando se ha sido invitado a una reunión informal.

Aprende los secretos de la etiqueta, el ceremonial y el protocolo con nuestro curso gratis.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal