Haga que su perro responda a sus llamados

El primer y tal vez mayor desafío que tendrá con su perro será lograr que vuelva junto a usted cuando lo llama. Le damos algunos consejos para ayudarlo a resolver este enigma.

Antes que nada debe descubrir cuál es la golosina que más le gusta a su perro. Por ejemplo, si son galletitas, tendrá que invertir en una bolsa grande. Recuerde que es algo que hará de su convivencia algo mucho más ameno.

Comience dentro de su casa. Llame a su perro por su nombre y ni bien llegue junto a usted, obséquiele una galleta. Repita este proceso varias veces. Intente hacerlo desde diferentes puntos de la casa y cuando su perro no esté cerca de usted ni prestándole atención. 
Cuando crea que su perro ya entendió el proceso que debe seguir para ser premiado, pasaremos a otro ámbito.

Lleve a su perro al parque o un lugar seguro y vuelva a comenzar. Quítele la correa y deje que salga a investigar la zona. Llame al perro por su nombre y cuando llegue junto a usted prémielo con una golosina y acarícielo. Repita este proceso todas las veces que sea necesario. 
Espere a que su perro concentre su atención en algo o alguien más que usted y vuelva a llamarlo. Cuando levante su cabeza y lo busque con la mirada, usted levante su mano y muéstrele la golosina. Cuando llegue junto a usted prémielo con la galleta y una caricia. Repita este ejercicio durante varios días.

Aún cuando crea que su perro ya sabe cómo comportarse, al menos que se encuentre en un lugar seguro, no le quite la correa. 
Uno siempre debe tener al perro con correa cuando no se está en las zonas destinadas para ellos.