Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Hacia la banda ancha

Conozca las características, ventajas, y desventajas de todos los tipos de Internet de banda ancha.
  
  

Usted
habrá escuchado que una conexión a Internet de banda ancha es mejor y más
rápida que una dial-up (por vía telefónica), pero, al mismo tiempo, es más
costosa. ¿Realmente, vale la pena la diferencia? 

La
respuesta es sí. La banda ancha mejora sustancialmente sus experiencias en
Internet. Las páginas cargan rápido. Las descargas son veloces y fáciles. Usted
siempre está conectado, evitando perder tiempo en el marcado y la conexión
telefónica. Cuando su computadora se enciende, Internet está a su disposición. 

Con una conexión de banda ancha, Internet se convierte en una herramienta mucho
más valiosa. Si puede afrontar el gasto, no tenga dudas que quedará satisfecho. 

Comparando
velocidades
 

El
abonado a líneas digitales (DSL) tiene una velocidad de 512 kbps de descarga y
entre 128 y 256 kbps de carga. Las velocidades de la Internet por cable son
parecidas. La Internet satelital tiene una velocidad de descarga similar, pero,
generalmente, una velocidad de carga inferior a los 100 kbps.

En
las líneas T1 y T3 las velocidades son mucho más altas, pero por lo general
sólo se habilitan para escuelas y empresas. Para dar una idea concreta de las
ventajas de la banda ancha, sepa que un archivo que tardaría 10 minutos en
bajar con una conexión normal de 56 kbps, se descarga en 49 segundos con una
banda ancha de 128 kbps. 

¿DSL
o Cable?
 

Tanto
la DSL como el cable proveen servicio de Internet de banda ancha a gran
velocidad. La conexión DSL trabaja en conjunción con su línea telefónica, así
que no se necesita otra línea. Usted puede hablar y navegar al mismo tiempo.
Las llamadas de DSL son encauzadas a través de la Oficina Central de su
compañía telefónica (CO). La conexión DSL trabajará mejor mientras más cerca se
encuentre de la CO. Si usted está muy lejos de la Oficina Central, su compañía
telefónica le dirá que el servicio no se encuentra disponible. 

La
Internet por cable es similar en cuanto usted puede mirar TV por cable y
utilizar Internet al mismo tiempo. Igualmente, no es necesario tener televisión
por cable para acceder al servicio de Internet, pero la mayoría de los
proveedores ofrecen descuentos por el paquete (TV e Internet). Si en su barrio
usted tiene la posibilidad de tener TV por cable, lo más seguro es que la misma
compañía provea el acceso a Internet. 
Una advertencia a considerar es que el
cable es un servicio de Internet compartido. Si todos sus vecinos deciden
descargar fotos a la misma hora, la velocidad de su conexión disminuirá
sustancialmente. Pero este no es un problema que cause preocupación en la
actualidad (probablemente sí en el futuro), ya que la cantidad de tráfico de
Internet por cable es poca. 

Banda Ancha
Satelital
 

Si
usted vive en una zona a la que no llegan la DSL o el cable, todavía tiene la
opción de acceder a Internet de banda ancha por satélite. La Internet satelital
es más lenta en la velocidad de carga, necesita que un plato o antena satelital
sea instalado en algún lugar de su vivienda, y muchas veces puede ser afectada
por el mal clima. Aunque la Internet satelital no sea perfecta, es una opción
viable cuando no hay otros tipos de conexiones disponibles. 

¿A
cuál suscribirse?
 

La
DSL y el cable proveen conexiones buenas, estables, y veloces. Estudie los
proveedores de Internet que operan en su área de residencia y fíjese qué
servicios de acceso ofrecen. 
Antes de tomar una decisión, compare los precios
de las compañías telefónicas, las de cable, y los proveedores de Internet, para
ambos servicios: cable y DSL. Pregunte a sus allegados sobre qué servicios usan
y si se sienten satisfechos.

Algunas
veces, dos diferentes empresas pueden ofrecer los mismos servicios. Por
ejemplo, una empresa ofrece servicio de banda ancha en determinada ciudad a
través de su estructura (cableado, satélites, etc.); otra usa esa misma
estructura para ofrecer un servicio que, obviamente, no puede ser muy distinto.
Así que, antes de suscribirse, revise precios, cargos de instalación,
incentivos, etc. 

Cuando
compare servicios de banda ancha, chequee las velocidades de carga y descarga
que le ofrecen. Tenga en cuenta la cantidad de cuentas de e-mail que le ofrecen
y su capacidad de almacenamiento. Los costos del equipo y su instalación pueden
variar. 
En la mayoría de los casos, el módem y el alquiler del equipo están
incluidos en la cuota mensual. Si usted viaja, asegúrese que su servicio de
banda ancha tenga algún tipo de acceso dial-up (telefónico) en caso de que quiera
chequear o enviar mails. 

Por
último, el contrato que usted vaya a firmar es también de suma importancia. ¿Se
está suscribiendo por un cierto período de tiempo? ¿Se puede terminar el
contrato sin penalización? 
Cuando elija una compañía recuerde que el servicio
al cliente, la calidad, y la responsabilidad son muy importantes.

Para
aprender todos los secretos de Internet,
inscríbete ahora en nuestro curso gratis
haciendo clic
aquí
.

¿Quieres
tener un estudio de música y video en tu PC? Inscríbete ahora en nuestro curso
gratis de Midi
, haciendo clic
aquí
.